Escondida, el mayor yacimiento de cobre del mundo, aún no alcanza su plena producción tras concluir en la segunda mitad de marzo una extensa huelga de sus trabajadores, dijo el martes un ejecutivo de la minera global BHP, controlador de la mina que opera en Chile.

La huelga que duró 43 días y terminó el 23 de marzo con la decisión de los trabajadores de extender las condiciones contractuales vigentes por un año y medio más, obligó a la firma a revisar su plan operativo y podría derivar en un ajuste a la baja en los volúmenes de producción previstos.

“Estamos tratando de asegurar que la vuelta (a la producción en Escondida) nos permita asegurar los niveles de desempeño que tuvimos antes de la huelga”, dijo a periodistas Danny Malchuk, presidente de operaciones de BHP Minerales para América.

“Ya estamos produciendo, están operando nuestros equipos y obviamente no a total capacidad”, agregó.

Según cálculos de la industria, Escondida dejó de producir cerca de 120.000 toneladas de cobre durante la huelga más extensa de la gran minería en el país sudamericano. La paralización motivó a la empresa a declarar fuerza mayor en sus despachos y golpeó de pasó a la economía chilena.

Malchuk dijo que planean entregar al mercado una nueva guía sobre la producción de Escondida cuando publiquen sus resultados operacionales hacia la segunda o tercera semana de abril.

Escondida, situada en el norte del país, produjo poco más de un millón de toneladas el año pasado.

Reuters

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here