Guatemala.- La investigación La Situación Económica, Fiscal y Financiera de la Industria Extractiva o de Minas y Canteras en Guatemala, de Pablo de León, Central America Business Intelligence (CABI), Guatemala, agosto 2016, 49 páginas, es la primera que se publica abarcando los temas del título. Un extracto de las conclusiones se presenta a continuación.

Minerales metálicos y no metálicos

Los minerales metálicos y no metálicos tienen dinámicas diferentes de oferta y demanda. Llama la atención la plata y el uso de dicho metal para la construcción de paneles solares, y el oro como commodity de protección ante crisis financiera.

Hacia el futuro, la situación del sector es complicada, no solo por el tema económico… El mundo está entrando en un aletargamiento preocupante para el sector y para todos los commodities. Pero también se le unen otros riesgos como volatilidad, aumento de restricciones ambientales, aumento de conflictividad social orquestada y sistemática, cambio climático, entre otros.

La operación completa o lo conocido como el ciclo de vida de una mina es un proceso complejo de inversión, operación y know how que no es trivial. Hay mucha técnica detrás de cada uno de ellos.

Las inversiones mineras son sumamente inciertas. La exploración es lo primero. Allí se compromete una gran cantidad de recursos con resultados inciertos. Estos costos hundidos tienen que ser recuperados y asumidos por los pocos proyectos rentables, económicamente hablando.

Los costos de extracción han subido mucho en los últimos años, a tal punto que el costo de extracción promedio del oro —US$1200/oz, y el de la plata US$15.5/oz—, fueron mayores que los precios de los productos en los dos años anteriores.

Sector minas y canteras

El sector minas y canteras ha crecido más que el promedio del PIB en las últimas seis décadas del país. Este mayor crecimiento llevó al sector de un peso de 0.1% de la economía al actual que es de 0.9%. En la producción minera, los metálicos pesan el 46% de la producción, los no metales a 30% y materiales de construcción un 24%. Datos del 2015.

El sector minas y canteras genera cerca de seis mil puestos de empleos, en su mayoría en departamentos diferentes al de Guatemala, pero es el sector donde se registran los mejores salarios, según consta en el IGSS. El sector exporta casi mil ochocientos millones de dólares; es decir, el 17% del total exportado por el país, generando una gran cantidad de divisas.

Impuestos y Regalías

El sector minas y canteras pagó en impuestos a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), cerca de cinco mil cuatrocientos millones de quetzales en los últimos diez años, siendo el sector con más crecimiento en recaudación de impuestos en el país. Solo tomando en cuenta lo recaudado por la SAT, el sector representa el 1.5% del total recaudado…

A lo anterior, hay que sumar lo pagado en regalías y tributos a ministerios específicos y municipalidades. Este monto asciende a setecientos ochenta y un millones de quetzales adicionales en los diez años últimos. En el 2006, el total tributado y pagado por el sector minero era inferior a los doscientos millones; para el año 2014 dicha cifra llegó casi a los mil millones de quetzales. Al utilizar dos metodologías diferentes, se llega a la conclusión de que la ganancia neta para el empresario minero está en el rango entre 20% y 30% en tiempos normales. Los últimos dos años, con la caída de precios, los márgenes y rentabilidad han sido negativos. La tasa efectiva o State Take reportada por las empresas que cotizan en bolsa es del orden del 25%.

Cálculos propios confirman que utilizando un margen de 25%, la tasa efectiva que pagan las empresas mineras en Guatemala, con todos los impuestos, regalías y pagos al Estado, asciende a un promedio de 53%. Esto es un promedio de los últimos cinco años, en parte influido por la caída de precios.

Opinión Por José Molina Calderón de Prensa Libre

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here