El cobre cotizaba estable hoy, pero se encaminaba a cerrar la semana con un descenso de casi dos por ciento, después de que los trabajadores de la principal mina en Chile decidieron reanudar sus labores tras una paralización de más de 40 días.

A las 1058 GMT, el cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres perdía un 0.1%, a US$ 5,822 por tonelada, borrando una leve ganancia de la rueda previa. El metal rojo se encaminaba a anotar una caída semanal de 2%, recortando las ganancias del 2017 a cerca de un 5%.

Los inversores estaban algo nerviosos por la posibilidad de que la reforma al financiamiento de la salud del presidente Donald Trump no logre salvar los obstáculos en el Congreso, lo que daría señales de que no está condiciones de convocar el apoyo necesario para otras medidas de su agenda económica.

“Si él está teniendo estas dificultades para aprobar la reforma, cómo será cuando el foco gire hacia el presupuesto, el gasto en infraestructura y los impuestos”, dijo Jens Pedersen, analista de materias primas de Danske Bank.

Los mercados de materias primas subieron con fuerza desde noviembre pasado por las expectativas de que Trump incremente el gasto en infraestructura, un sector intensivo en el uso de metales.

En el segmento de la oferta, la noticia de que la huelga en la mina Escondida de BHP Billiton llegó a su fin generó una breve caída en los precios del cobre en Londres antes de recuperar terreno para cotizar en niveles estables.

“Los fundamentos del cobre son lo suficientemente sólidos como para que esto no tuviera tanto impacto”, dijo Pedersen.

Entre otros metales industriales, el aluminio subía un 0.1%, a US$ 1,936 por tonelada; el zinc perdía un 0.7%, a US$ 2,834.50 por tonelada; y el plomo cedía un 0.2%, a US$ 2,363 por tonelada.

El níquel ganaba un 0.7%, a US$ 9,960 por tonelada, mientras que el estaño bajaba un 0.4%, a US$ 20,200 por tonelada.

Reuters

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here