Los bancos dedicados a la inversión minera dicen que los acuerdos de compra están empezando a fluir nuevamente a medida que los mayores productores vuelven a la caza después de cuatro años de restricciones.

La huida de las materias primas que provocó una caída de los precios de los metales durante tres años obligó a muchas de las mineras más poderosas a recortar las inversiones y a vender activos para reducir deuda. Después de que los precios comenzaron a subir el año pasado, la industria ha comenzado a emerger de su encogimiento defensivo.

Los potenciales adquirentes que sufrieron una expansión demasiado rápida o tardía afirman que en gran medida volverán a sus objetivos tradicionales: los llamados junior, que asumen el riesgo de explorar y desarrollar proyectos con la esperanza de conectarse con una mayor inversor.

La perspectiva de un aumento en los acuerdos de compra se convertirá en un tema candente para los más de 20,000 geólogos, promotores e inversionistas que se espera asistan a la convención de la Asociación de Prospectores y Desarrolladores de Canadá, la mayor reunión del sector minero del mundo que comenzó el domingo en Toronto y se extiende por cuatro días.

“Este tiempo es el más activo que ha habido en mis cuatro años aquí”, afirmó Paul Knight, cojefe de minería y metales globales en Barclays Plc.

“Si nuestra experiencia aquí es alguna señal de lo que está sucediendo en la calle, es posible que vea más actividad de fusiones y adquisiciones a finales de este año de lo que hemos visto en los últimos tres o cuatro años”, agregó.

Las compañías mineras y los productores de acero redujeron el gasto de capital a US$ 42,500 millones en el 2016, de US$ 123,600 millones cuatro años antes, de acuerdo con Wells Fargo, dejando a muchas compañías con pocas opciones para expandir la producción, salvo a través de acuerdos con competidores.

Si bien los acuerdos en el sector minero todavía están muy por debajo del máximo del 2012, las transacciones anunciadas en los dos primeros meses del año subieron 41% a US$ 7,600 millones frente al año anterior, según datos compilados por Bloomberg.

Ese es el mejor comienzo de año desde el 2013, antes de que el oro y el cobre entraran en mercados bajistas.

Las primas para los acuerdos anunciados en febrero promediaron 33%, el nivel más alto desde agosto, según muestran los datos.

Los futuros de oro, plata, platino y paladio han subido por lo menos 7% este año, mientras que todos los principales metales industriales, excepto el estaño, han aumentado en la Bolsa de Metales de Londres.

Los inversores han invertido cerca de US$ 4,900 millones en fondos negociados en bolsa que siguen a las compañías de materiales en los tres meses hasta el 3 de marzo, superando a los fondos vinculados a empresas tecnológicas, según datos compilados por Bloomberg.

El dinero está llegando en medio de una mejor perspectiva de demanda que ha sido impulsada por la estabilización económica en China y las promesas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de US$ 1 billón en gastos en infraestructura.

La naturaleza de la minería significa que las empresas necesitan reemplazar la producción en declive o eventualmente entrar en “modo de liquidación”, afirmó David Harquail, director ejecutivo de Franco-Nevada Corp., la semana pasada.

La mayoría de las empresas no tienen una década para esperar permisos y desarrollar activos nuevos, por lo que la gran cacería será por los escasos proyectos en etapa avanzada, agregó.

La evidencia de un cambio en el sentimiento en la industria se puede ver en la conferencia PDAC esta semana, donde hay más actividad y el estado de ánimo es mejor que el año pasado, de acuerdo con Randy Smallwood, máximo responsable de la compañía de streaming Silver Wheaton Corp.

Masticando

La minería necesita inversión, señaló Smallwood en una entrevista en PDAC. “No puedes simplemente seguir “masticando” los yacimientos de mineral y no invertir en encontrar otros nuevos”.

Muchas de las grandes mineras de oro, incluidos los líderes de la industria Barrick Gold Corp. y Newmont Mining Corp., están dedicando gran parte de su atención al desarrollo o expansión de proyectos internos. Pero los acuerdos se harán – aunque con mayor escrutinio, dijo Kinght de Barclays, quien ayudó a asesorar a China Molibdeno Co. en su adquisición de los activos brasileños de niobio y fosfato de Anglo American Plc el año pasado.

El lunes, Agnico Eagle Mines Ltd. acordó comprar 38.1 millones de acciones de GoldQuest Mining Corp, con sede en Toronto, a 60 centavos de dólar canadiense a través de una colocación privada sin intermediarios, lo que implica una prima de 28% al cierre el 3 de marzo.

Los ejecutivos mineros dicen que han aprendido de los errores del pasado cuando se llenaron de proyectos de alto costo, dejándolos atascados con activos no rentables cuando los metales entraron en un mercado bajista.

“Creo que la gente ha sido quemada”, afirmó Newmont CEO Gary Goldberg Dijo en una entrevista de Bloomberg TV. “Es mejor tomar piezas más pequeñas y doblar hacia abajo en esas. Y si trabajan, bien, y si no lo hacen, caen rápido y siguen adelante”.

Más quirúrgico

Al igual que Newmont, Barrick ha enfatizado la necesidad de centrarse en los márgenes más que en el volumen.

“No se trata solo de agregar onzas”, comentó el presidente de Barrick, Kelvin Dushnisky, subrayando que la compañía será paciente con las ofertas. “No haríamos un acercamiento con armas de fuego, será más quirúrgico”.

Recuperarse

Al mismo tiempo, el número de proyectos grandes y de alta calidad puede ser limitado. A medida que los precios de los metales retroceden, muchos productores han estado archivando planes para vender activos.

Anglo American Plc canceló un plan para vender sus minas de níquel en Brasil y activos de carbón de coque en Australia, dijo el director general Mark Cutifani en una entrevista de Bloomberg TV el mes pasado.

Glencore decidió mantener su mina de oro en Kazajstán, conocida como Vasilkovskoye, de acuerdo con personas familiarizadas con el asunto. Freeport-McMoRan Inc., que había estado vendiendo activos para pagar deuda, dijo en octubre que no necesitaba deshacerse de activos adicionales.

Andrew Mackenzie, máximo ejecutivo de BHP Billiton Ltd., la minera más grande del mundo, reportó la semana pasada que en adelante su compañía haría adquisiciones para el tipo correcto de yacimientos de mineral, pero “son muy difíciles de conseguir”.

Sin embargo, el aumento de los precios de los metales, junto con una mejora de la economía mundial y mejores condiciones de crédito se sumarán a la presión para hacer ofertas.

Bloomberg

 

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here