Minería en línea
El portal de la Minería

El miedo benefició a inversores de metal en 2016

0
El miedo benefició a inversores de metal en 2016
Evalúa esta publicación

El temor de los inversionistas fue beneficioso para los fondos de metales que cotizan en bolsa (ETF por sus siglas en inglés) en 2016, mientras que la recuperación del petróleo y el gas natural provocó un éxodo de los fondos de energía.

En 2016, se invirtieron más de 10,400 millones de dólares en ETFs de metales preciosos que cotizan en los Estados Unidos, de acuerdo con los datos que reunió Bloomberg. Esa cifra superó en mucho al resto de las materias primas, aun cuando cierto monto de dinero salió después de que mermara la demanda de activos de refugio como el oro por el entusiasmo que suscitó el hecho de que las perspectivas económicas de China mejoraran y que el nuevo gobierno estadounidense encabezado por Donald Trump podría gastar 1 billón de dólares en obras de infraestructura.

“Es bastante evidente, al menos en el caso de los ETF de metales, que para los inversionistas se han convertido en un activo que depende de la tolerancia al riesgo”, dijo en entrevista telefónica John Love, presidente de U.S. Commodity Funds LLC. “Cuando a la gente le preocupa el mercado, aquellos suelen subir y, cuando la gente se siente aliviada, suelen ver salidas de capitales. En 2016, decididamente hemos visto eso”.

El optimismo de la industria energética no logró provocar un auge similar en los ETF de energía, de los cuales se retiraron 630 millones de dólares en 2016 pese al mayor aumento del petróleo desde 2009 y el mejor año del gas natural desde 2005. Los fondos que cobraron popularidad cuando cayeron los precios del petróleo y los inversionistas buscaban la forma de apostar a una recuperación resultan menos interesantes después del acuerdo del 10 de diciembre de la Organización de Países Exportadores de Petróleo para recortar la producción, lo que hizo subir los precios por arriba de 50 dólares el barril.

“Tuvimos muchas entradas de capitales cuando el precio del petróleo estaba en baja”, explicó Love. “Vimos una buena apreciación hacia fines de año con el acuerdo de la OPEP. Solemos ver salidas cuando el mercado sube y entradas cuando baja”.

Los ETF que siguen los precios del petróleo ofrecen la oportunidad de apostar a los movimientos de los precios sin necesidad de colocar la gran cantidad de capital que se necesita para invertir directamente en materias primas. También dan a los fondos de cobertura que normalmente negocian acciones la posibilidad de apostar a materias primas sin implementar nuevos sistemas de apoyo al negocio.

Las compañías de materias primas ocuparon cinco de los diez primeros puestos en desempeño en el Índice S&P 500 en 2016. Si bien los inversionistas retiraron dinero de los ETF que siguen los precios de la energía, los fondos que siguen a las compañías de energía recibieron 6,380 millones de dólares.

“Fue un año un poco loco”, declaró en entrevista telefónica Dan Denbow, gerente de cartera en San Antonio del USAA Precious Metals & Minerals Fund de 600 millones de dólares. “Al comenzar el año teníamos temor por China y un debilitamiento del dólar y de otras materias primas, y eso fue lo que marcó el tono”.

Bloomberg

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.