Venezuela.- En un monto que supera los “dos trillones de dólares” contabilizó el ministro de Desarrollo Minero Ecológico, Roberto Mirabal, el potencial económico del Arco Minero del Orinoco, ubicado en el estado Bolívar, al sur del país.

El titular recordó que los yacimientos de minerales de alto valor industrial desplegados a lo largo de esta franja, la cual se extiende 111.800 kilómetros cuadrados (Km2), contiene materiales estratégicos como el oro, bauxita, hierro, diamante, titanio, cobre, estaño, carbón, cuarzo, coltán y níquel, entre muchos otros elementos inorgánicos, decantó en entrevista concedida a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

En ese escenario, aseguró que el oro reviste un “valor comercial” en el mundo de $200.000 millones, $180.000 millones el hierro, y 9.000 millones de dólares la bauxita.

De acuerdo con las proyecciones que se manejan en el marco del Motor Minero, el AMO posee alrededor de 200 millones de toneladas de bauxita y unas 44 mil toneladas entre oro y diamantes.

Apuntó que 60% de las ganancias que se obtengan con la ejecución de este Plan de Desarrollo Minero Ecológico, será invertido en los proyectos de desarrollo social que están en ejecución. E indicó que 40.000 mineros que desempeñan la actividad en Bolívar “serán regularizados y orientados para garantizar el ejercicio legal de la actividad”, especificó.

Contabilizó Mirabal además en 70% neta, la cuota de ingresos que recibirá el país, del total de las ganancias que se obtengan con la explotación de esta franja minera, detalló el Ministro de Desarrollo Minero.

“El desarrollo de la zona se realizará bajo la figura de empresas mixtas y, que en contraste con lo que ocurría en años anteriores cuando el Estado obtenía apenas entre 2% y 3% de ganancias, ahora se establece que la nación obtenga un mínimo de 55% de ganancias, 13% de regalías, y además reciba el pago del Impuesto Sobre La Renta (ISLR), lo que totaliza más de 70% de ingresos”, recordó el titular.

De las inversiones

El pasado 9 de agosto, representantes del Estado venezolano suscribieron contratos por el orden de $4.500 millones con China, Rusia, El Congo, Arabia Saudita, Sudáfrica, Canadá, Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y Suiza.

“Los inversionistas abiertamente han decidido traer su tecnología, su conocimiento de la industria minera, y los recursos para echar a andar los proyectos, e invertir, en las labores de extracción e industrialización de los minerales”, amplió Mirabal.

Especificó asimismo, luego de que culminó la quinta cumbre de la Comisión Chino-Venezuela, que se viene avanzando en el desarrollo del proyecto.

“Hemos ya adelantado todos los aspectos técnicos del proyecto minero y nos encontramos dentro de una fase muy importante para nosotros. Estamos en la definición de las tecnologías, profundizando los elementos, el carácter ecosocialista, y también evaluando las formas asociativas”, afirmó.

–Hay claridad de todas las partes de que existe toda la intención, y la visión política de construir grandes proyectos juntos en las áreas que ya existían. No se ha trabajado en áreas nuevas ni existe apertura de nuevas minas; sencillamente minas de gran potencial existentes”, acotó.

Aclaró el funcionario que son muchos los países interesados en formar parte de este Plan, pero según afirmó, las autoridades, avaladas por un equipo de expertos integrado por biólogos, geólogos, químicos e investigadores, están analizando los proyectos considerados como sustentables por el Ministerio para el Desarrollo Minero Ecológico, que serán sometidos a la evaluación del Ministerio para Ecosocialismo y Aguas, cuya opinión es fundamental para expedir los permisos legales y ambientales necesarios.

En tal sentido, aseguró el funcionario que la intención del Estado, al reimpulsar el plan creado en 2012 por el expresidente Hugo Chávez, es explorar al máximo la capacidad productiva de la zona, para beneficiar a la población y preservar el valor ambiental de esta importante región del país.

“Esto no nace hoy, tiene muchos años de construcción y se ha hecho con mucha responsabilidad. Los recursos son necesarios para el país, lo son. Es oportuno económicamente, es oportuno ecológicamente, es oportuno en todo su aspecto”, dijo Mirabal, quien considera que este proyecto impulsará el modelo económico diversificado, que se adelanta.

Con relación al tema, el presidente Nicolás Maduro anunció este martes que en los próximos días se suscribirán nuevos convenios por el orden de los $20.000 millones.

El Primer Mandatario Nacional ha expresado que “en la zona oriental del Arco Minero del país, tenemos reservas probadas de 4 mil 300 toneladas en el campo del oro nada más, y con la firma del documento donde iniciamos la certificación oficial las proyecciones de los expertos dicen que Venezuela podría colocarse por encima de las 7 mil toneladas y ser la segunda reserva de oro del planeta”, precisó.

En febrero de este año, el Banco Central de Venezuela (BCV), Petróleos de Venezuela, y el Ministerio de Petróleo y Minería presentaron el plan de inversión a 150 empresarios nacionales e internacionales de 35 países para la exploración del Arco Minero del Orinoco y la explotación de oro, diamante, hierro y aluminio.

Observaciones

La gran potencialidad que ofrece el AMO, no ha frenado las voces de ecologistas, y representantes de pueblos indígenas vinculados a la zona, quienes vienen expresando su malestar respecto a la ejecución del Plan.

Entre los detractores del proyecto, destaca la ex ministra de Ambiente, Ana Luisa Osorio, quien recientemente anunció que en nombre de las comunidades indígenas y de los movimientos ecologistas, introduciría una acción de amparo contra la iniciativa para cuya ejecución, “no se realizó el estudio de impacto ambiental tal y como lo estipula la Constitución”, aseguró.

El vicepresidente de la República, Aristóbulo Istúriz, atribuyó estas reacciones a desinformación sobre las medidas que se están tomando para proteger el ecosistema.

El Universal

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here