El precio del oro tocó un máximo en dos semanas el viernes, apuntalado por la debilidad reciente del dólar, y se encaminaba a cerrar 2016 con un alza de más de un 9%, poniendo fin a tres años de declives.

A las 1159 GMT, el oro al contado subía un 0.1%, a US$ 1,158.86 la onza, luego de llegar a tocar los US$ 1,163.14 la onza, su nivel más alto desde el 14 de diciembre.

Los futuros del oro en Estados Unidos ganaban US$ 2.6, a US$ 1,160.7 la onza.

En la primera mitad de 2016, los inversores elevaron la exposición al oro luego de que la Reserva Federal mostrara cautela respecto a alzas de las tasas de interés debido a preocupaciones con el crecimiento global.

En tanto, la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea redujo el apetito por el riesgo y llevó al metal precioso a un máximo de dos años en julio.

Sin embargo, los precios del oro cayeron más de un 8% en noviembre por el alza de los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, luego de que la victoria electoral de Trump dio pie a especulaciones de que su compromiso con el gasto en infraestructura impulse al crecimiento.

Luego el lingote tocó un mínimo de 10 meses el 15 de diciembre debido a que sólidos datos económicos dieron a la Reserva Federal la confianza para elevar las tasas de interés por primera vez en un año. El banco central estadounidense señaló tres incrementos más el próximo año, que se compara con proyecciones previas de dos.

El metal precioso es visto a menudo como cobertura contra el riesgo político.

El dólar, que se depreciaba un 0.5% frente a una cesta de monedas, y los rendimientos de los bonos del Tesoro seguirán siendo el motor principal de los movimientos para el oro, dijeron analistas.

Los retornos de los bonos estadounidenses son seguidos de cerca por el mercado del oro, dado que el metal precioso no rinde intereses.

Otros metales preciosos también se dirigían a terminar el año al alza. El paladio ha sido el de mejor rendimiento, con un avance de más de 19% en 2016. El viernes, cotizaba sin cambios, a US$ 671.84 la onza.

El platino subía un 0.4%, a US$ 901 la onza, y cerraría el año con un incremento de poco más de un 1%, el primer avance anual en cuatro años.

La plata ganaba un 0.2%, a US$ 16.18 la onza, y se encaminaba a terminar 2016 con un avance de 17%.

Reuters

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here