Este jueves el oro finalizó con una pérdida de 1.29 por ciento, al situarse en mil 128.19 dólares por onza, y tocando un mínimo de mil 122.66 dólares por onza, no visto desde febrero pasado.

De acuerdo con Banco Base, esa baja se debió a un fortalecimiento del dólar estadunidense frente a la mayaría de sus principales cruces, impulsado además por un incremento en el apetito por riesgo en los mercados financieros globales, lo que causó que el Standard & Poor’s 500 y el Dow Jones cerraran de nuevo con ganancias.

Las pérdidas de los metales preciosos fueron impulsadas luego de la decisión de la Reserva Federal (Fed) de incrementar la tasa de referencia en 25 puntos base, en un rango entre 0.50 por ciento y 0.75 por ciento.

De acuerdo con información de Bloomberg, durante la sesión de ayer, los fondos de inversión respaldados por oro cayeron en 0.67 por ciento.

La plata, por su parte, registró una baja de 4.93 por ciento, al ubicarse la onza en 16.00 dólares, mientras que el cobre obtuvo una ganancia de 0.14 por ciento, al ofrecerse en cinco mil 723.50 dólares por tonelada métrica, revirtiendo las pérdidas observadas al inicio de la sesión, debido al fortalecimiento de la moneda norteamericana.

Las ganancias marginales del cobre fueron impulsadas por las ganancias en el mercado de capitales, así como por el optimismo en relación con la demanda por metales industriales.

En tanto, el aluminio retrocedió 0.58 por ciento, al ofertarse en mil 742.50 dólares por tonelada métrica, y el plomo ganó 1.42 por ciento, al cotizar en dos mil 334.75 dólares por tonelada métrica.

En el mercado del petróleo, el crudo tipo Brent subió 0.50 por ciento al situarse en 54.17 dólares por barril, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) avanzó 0.04 por ciento y se vendió en 51.06 dólares por tonel.

NTX

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here