La industria minera centroamericana tiene hoy ante si nuevas oportunidades y desafíos como factor de desarrollo económico y social, en un contexto que promueva su sostenibilidad y sea responsable con el medio ambiente, según expertos.

Para ello Managua acoge desde la víspera el II Congreso Internacional de Minería con la participación de empresarios, miembros de entidades públicas y privadas provenientes de una veintena de países.

El evento, que tiene como lema ‘Minería para todos’ y concluirá hoy, ha permitido a inversionistas y productores -a través de una rueda de negocios y actividades conexas- explorar oportunidades y potencialidades de interés común.

De esa manera expertos mineros de naciones como Argentina, Australia, Brasil, Chile, Canadá, Costa Rica, Colombia, El Salvador, España, Estados Unidos, Guatemala, Grecia, Honduras, México, Panamá, Perú, Reino Unido, República Dominicana, Suiza y el país anfitrión, entre otros, intercambian experiencias en torno a las realidades que enfrentan.

Paneles, conferencias magistrales y conversatorios ha propiciado a los participantes evaluar el impacto económico y social de la minería en las comunidades, así como el rol de los recursos minerales metálicos y no metálicos en el desarrollo de los países y los retos ambientales en la minería moderna.

Precisamente uno de los objetivos del encuentro es destacar la importancia de una minería responsable en coordinación con todos sus actores a nivel profesional, institucional y comunitario, en beneficio del desarrollo económico de la región.

En el caso de Nicaragua, capital mundial del sector por dos días, la minería se coloca en la actualidad entre los tres primeros rubros de exportación.

Por otra parte, el director ejecutivo de la agencia oficial para la promoción de inversiones Pronicaragua, Javier Chamorro, señaló que en los últimos años el país atrajo unos 700 millones de dólares en proyectos de inversión.

De acuerdo con Chamorro, el país más extenso de Centroamérica tiene disponible 71 mil kilómetros cuadrados (km2) para el desarrollo de proyectos mineros, de los cuales 10 mil km2 ya son explotados, al tiempo que mil 500 están bajo exploración de compañías nacionales y extranjeras. En tanto, la Cámara Minera de Nicaragua (Caminic) puntualizó que, más que terrenos, Nicaragua brinda posibilidades reales de negocios, avalado con la producción de 274 toneladas de oro y 586 toneladas de plata en 2015.

Para el presidente de Caminic, Nicaragua es el centro de la minería en Centroamérica, actividad que -subrayó- genera mucho empleo y dinamiza la economía.

A su vez, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada de Nicaragua, José Adán Aguerri, precisó que el sector hoy representa para Nicaragua el 2,3 por ciento del Producto Interno Bruto, frente al 0,6 por ciento que representaba en 1994.

Dicha actividad, indicó, genera empleo formal para cuatro mil 958 personas en forma directa y 15 mil puestos de trabajo en forma indirecta, al tiempo que los colaboradores en el sector devengan en promedio uno de los mejores salarios por actividad económica en el país.

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here