El precio del oro en el país ha subido un 15% en lo que va de año, pues es un valor refugio y seguro por el que apuestan los inversionistas en épocas de incertidumbre global de los mercados, como la actual. Esto ha favorecido a las acciones de mineras mexicanas que producen ese metal, como Peñoles y Frisco, cuyos títulos aumentaron este 2016 cerca de 185% y de 95%.

“En opiniones de la industria, si vuelve el ambiente volátil, es probable que los precios (del oro) sigan subiendo”, anticipó Cecilia Capetillo, analista de Signum Research..

Sin embargo, la producción de oro de las 10 principales mineras en México descendió 15% en la primera mitad de 2016, respecto al mismo periodo del año pasado. Las causas son diversas dependiendo de cada empresa, pero en general destacan una menor inversión en proyectos, cierre de operaciones por mantenimiento y una caída en la recuperación del mineral extraído.

“A pesar de que el año pasado aumentó la producción, así como la exploración, este año (las mineras) no han invertido tanto”, comentó Capetillo.

Goldcorp, la segunda minera más grande del país por volumen producido, después de Peñoles, registró la mayor caída, luego de que su mina Peñasquito disminuyó la producción del metal precioso en 65%.

Entre las cosas que afectó a la producción de la mina Peñasquito, una de las más grandes de oro en México, estuvieron el cierre de 10 días que la compañía realizó para el mantenimiento del molino y la menor concentración del mineral en las rocas, señaló David Garofalo, presidente de Goldcorp, durante la conferencia con analistas e inversionistas en la que dio a conocer los resultados del segundo trimestre.

Frisco, la minera de Carlos Slim y la tercera más importante del país, extrajo 9% menos oro que el año pasado, debido a una menor recuperación del metal en su mina El Coronel, la más grande que opera.

En su reporte trimestral, la minera indicó que está “realizando pruebas y análisis de metalurgia que permitan ubicar y descartar el mineral con menos recuperación”.

Otras de las firmas que registraron un descenso en la producción fueron Primero Mining, New Gold, Argonaut Gold y Alamos Gold, con caídas de 36.7%, 28.8%, 22.6% y 4.3%, respectivamente.

Las minas de donde extraen oro tanto Primero Mining como New Gold se vieron afectadas por cambios en sus procesos. Por ejemplo, en el caso de Cerro San Pedro, la mina de Primero MIning completó el proceso de minería activa a finales de junio e hizo la transición al método de lixiviación residual, indicó la firma en su reporte trimestral.

Por el contrario, la producción de oro de Peñoles, líder de México en extracción en metales preciosos, aumentó 22% en los primeros 6 meses del año, impulsada por “la mayor velocidad de recuperación y mayor volumen de mineral procesado en Herradura, además de la mayor recuperación en Noche Buena”, señala la compañía en su informe de resultados correspondiente al segundo trimestre.

Otras de las mineras que registraron un incremento en el volumen extraído en la primera mitad del año, fueron Grupo México, con 36%; Pan American Silver, con 18% y Agnico Eagle, con un alza de apenas 0.1% frente al mismo periodo del 2015.

Expansión

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here