Ecuador.- Aunque no se refirió al caso específico del supuesto desalojo en la comunidad Shuar Nankints, en Morona Santiago por la actividad minera, el vicepresidente Jorge Glas aseguró ayer que la explotación minera en el país se desarrolla con “responsabilidad” y sin contaminar fuentes de agua. Lo dijo desde Atacames, provincia de Esmeraldas, desde donde transmitió el cuarto enlace en estos últimos meses.

Glas no se refirió a la denuncia de los comuneros de la comunidad Shuar Nankints, quienes, según la Conaie, fueron arremetidos por la fuerza pública la mañana del pasado 11 de agosto. El segundo mandatario al resaltar las bondades del proyecto de mediana minería, Río Blanco, en la provincia del Azuay, que fue inaugurado en esta semana, aseguró que esta actividad se desarrolla “con responsabilidad”.

Según Glas, este “gobierno es el más verde y ecológico de toda la historia del Ecuador”, pues en la Constitución de 2008 incluyó el reconocimiento de los derechos a la naturaleza. “Jamás permitiremos que se contamine fuente de agua alguna”, dijo al responder los reparos que se han dado alrededor del proyecto por parte de gobiernos seccionales como los de Cuenca y Quito. La actividad minera, dijo, son competencia del gobierno central, por lo tanto “seguiremos desarrollando la minería responsable que no contamina fuentes de agua, que utiliza alta tecnología, pero que genera riqueza para nuestro pueblo”.

De otro lado, la comunidad Nankints rechazó la presencia de la mega minería dentro de sus territorios ancestrales, y denunció que un grupo de policías y militares ingresó al territorio comunitario de forma violenta, atentando la vida de las personas, para abrir paso a la empresa china Explorcobres S.A, Exsa, filial de EcuaCorriente. La Coanie condenó en forma enérgica esta “nueva forma de actuar del gobierno”, por ello agregó que “este gobierno es amigo de las transnacionales mineras y petroleras, y enemigo de los pueblos y nacionalidades del Ecuador”. En un comunicado, la Conaie responsabilizó al régimen sobre cualquier suceso que se presente en el territorio ancestral.

En el documento, según la Conaie, seis shuar de Bomboiza se encuentran en audiencia de juzgamiento en Macas por presunto delito de paralización de servicio público. “El Estado genera violencia, reprime y luego condena al pueblo por presuntos delitos que su aparato represor funda”, advirtió la organización indígena. El proyecto Río Blanco, recién inaugurado, es ejecutado por la empresa de origen chino Ecuagoldming con una inversión de cerca de 89 millones de dólares.

Glas dijo que los estudios han determinado que el yacimiento cuenta con reservas privadas de 605 mil onzas de oro y 4,3 millones de onzas de plata. Al año, dijo, se obtendrán 68 mil onzas de oro y 478 mil de plata, y el proyecto cuenta con licencia ambiental para explotación avanzada y no hay riesgo de contaminación, aseguró.

El Mercurio

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here