Los cooperativistas mineros han visto consolidadas cinco ventajas sobre los actores privado y estatal en los últimos 10 años, principalmente con la promulgación de la Ley Minera, en 2014.

De acuerdo con el experto y exministro de Minería, Dionisio Garzón, estas ventajas serían el pago del 60% de las regalías mineras, un menor control técnico y ambiental por parte de las autoridades gubernamentales.

Además de créditos y apoyo técnico por parte de la Corporación Minera de Bolivia, la ratificación de las concesiones mineras preexistentes a la promulgación de la Ley y estar exentos del pago de ciertos impuestos.

“Estas ventajas, si bien existían previamente, han sido ratificadas y consolidadas con la promulgación de la Ley 535, la cual reconoce a las cooperativas como actores productivos mineros”.

Garzón indicó que estas ventajas les permiten a las cooperativas obtener un mayor margen de ganancias que las empresas privadas o el sector estatal.

Ayer, el presidente de la Confederación de Cooperativas de Bolivia (Concobol) y expresidente de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras (Fencomin), Albino García, señaló que el sector minero cooperativo no tiene ventajas, ya que el trabajo es personal, por lo que son más susceptibles a los cambios en el mercado.

“Se han tomado algunas medidas, que no son ventajas, y que no alcanzan a todas las cooperativas, nosotros somos el sector más vulnerable a la baja de los precios de los minerales”, dijo.

Página

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here