Chile.- En relación a la noticia publicada el día de hoy por el diario El Mercurio de Calama que titula “Negociación: Codelco oferta $ 3,5 millones a los trabajadores de la división El Salvador”, Codelco aclara que no son efectivos los datos y montos que se indican respecto de los términos de la negociación colectiva que se desarrolla con esos dos sindicatos de trabajadores.

Con el objetivo de respetar el proceso y el avance de las conversaciones, la Corporación no informará públicamente los términos de la oferta realizada a los trabajadores hasta que dicha etapa de la negociación concluya.

La empresa reitera su voluntad de buscar acuerdos a través del diálogo, tal como ha sido establecido en el Pacto Estratégico comprometido por los trabajadores y la administración. De este modo, la Corporación espera alcanzar convenios colectivos que sean compatibles con la actual situación y el futuro de la empresa.

Puedes leer la nota a continuación:

Una importante negociación colectiva busca cerrar Codelco durante los próximos días.

La compañía entregó su oferta final a los trabajadores de la división Salvador, la cual consiste en una serie de bonos que suman en total $9 millones.

La propuesta representa un aumento de $1,5 millones en relación con el acuerdo alcanzado durante el último proceso reglado de 2010.

En esa ocasión, ambas partes acordaron $7,5 millones desglosados en un bono de término de negociación por $1.317.888; un bono por compromiso por el modelo de negocio divisional de $1.500.000; un bono por negociación anticipada de $1.200.000 y un bono por gestión del costo laboral y racionalización de beneficios más un reajuste salarial de 3%.

La oferta entregada por la compañía en esta negociación reglada contempla un período de 36 meses que comenzaría a regir a partir del septiembre de este año.

Durante esta jornada, el sindicato de Salvador someterá a votación la propuesta de la empresa. Según explicaron fuentes sindicales, el resultado de la asamblea de trabajadores es absolutamente incierto.

La división ubicada en la III Región agrupa a la mina Inca, de explotación subterránea, y a las minas Campamento Antiguo y Damiana Norte, ambas a rajo abierto. Sus operaciones datan de 1959 y los sindicatos 2 de Potrerillos y 6 de Salvador, que agrupan a 1.129 trabajadores, son los que están participando del proceso.

La negociación se produce en medio de la incertidumbre que existe sobre el futuro del yacimiento, que en los últimos años ha reducido sus niveles de producción. Así, en 2012 alcanzó las 62.700 toneladas de cobre y se prevé que sus reservas actuales se agoten en 2018.

Además, Salvador es la división que registra los menores márgenes de Codelco con un costo total cercano a los US$ 4 por libra. Para remediar lo anterior, la compañía evalúa la continuidad de Salvador a través del proyecto Rajo Inca, que transformará de subterránea a cielo abierto la operación de mina Inca.

Esta iniciativa fue definida como la más viable por la empresa para continuar con la división por los próximos 20 años. Esto, en desmedro del proyecto San Antonio Óxidos.

Durante esta negociación, los representantes de la administración que lidera Thomas Keller hicieron hincapié frente a los trabajadores sobre la importancia que reviste este proyecto para la corporación.

 

 

Asamblea en minera Escondida A once días de un paro “de advertencia” de 24 horas, los 2.500 trabajadores de Minera Escondida iniciaron anoche una asamblea para discutir el reinicio de movilizaciones, lo que también se extendería a Spence y Cerro Colorado, los tres yacimientos en Chile del holding angloaustraliano BHP Billiton. Los mineros exigen que un bono anual (hasta la fecha voluntario) se fije entre $2,4 millones y $2,5 millones, por concepto de utilidades por la extracción de cobre. La firma busca anexarlo a metas de producción de cobre fino. Al cierre de esta edición no se había producido ninguna votación de los trabajadores sobre un posible paro de actividades.

 

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here