El portal de la Minería

Mineros rompen con la Corporación Minera de Bolivia y exigen Amayapampa

0 8

Una asamblea de 280 trabajadores mineros de Amayapampa resolvió ayer romper acuerdo con la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), debido al incumplimiento de parte del Gobierno de contratarlos para la explotación de yacimientos auríferos, considerados los más grandes del Norte Potosí, informó radio Pio XII de la red Erbol.

Para el efecto, enviaron una carta a la Autoridad Jurisdiccional Minera (AJAM) exigiendo que la concesión minera no sea entregada a la COMIBOL, sino a los obreros, quienes se organizarán en empresa social autogestionaria para explotar esta reserva de oro.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Mineros de Amayapampa, Juan Condori Marca, explicó que Comibol incumplió el compromiso de “hacerse cargo de los más de 280” obreros y ahora dudan que el Ministerio de Minería instale hasta el 20 de julio, la planta de tratamiento de 200 toneladas de roca mineralizada “como indica el convenio”.

El oro del lugar fue explotado por Raúl Garafulic en los años 80 y 90. Un informe de control de salida del oro en 1996 ante la fiscalía de Llallagua, señala que entre este yacimiento y el de Capasirka, se extraían 14 kilos de oro al mes.

El yacimiento fue vendido a la empresa canadiense Da Capo. Luego fue entregado a otras empresas como Vista Gold, Nueva Vista, Lyon Gold y Republic Gold, quienes pagaban un sueldo mínimo a los obreros.

Estudios atribuidos a la empresa Vista Gold en 1997, señalan que se requieren más de 60 millones de dólares para la explotación de las reservas auríferas del lugar mediante el sistema de cielo abierto en un tiempo de 10 años.

En Amayapampa, que en idioma significa el rincón de los muertos, ocurrió la masacre del oro. Los comunarios de los ayllus exigieron a la empresa privada y al Estado agua potable, camino, energía eléctrica, disminución de la contaminación minera y vivir bien.

Las exigencias terminaron en una movilización general de pobladores y comunarios de los ayllus. El gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada ordenó la intervención de más de 1.500 militares y policías para garantizar la propiedad privada con 9 personas fallecidas.

Amayapampa se encuentra en el municipio de Chayanta, antigua capital del Norte Potosí, hoy provincia Bustillo del departamento de Potosí.

ejutv

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.