El portal de la Minería

Los geólogos piden incluir la minería y los acuíferos en el plan del área metropolitana

0 11

España.- Las directrices del Área Metropolitana Central de Asturias se quedan en la superficie, nunca mejor dicho, a ojos del Colegio de Geólogos de Asturias. Su presidente, José Antonio Sáenz de Santamaría, ha presentado una serie de alegaciones a este documento en las que advierte de que «se olvida completamente» del subsuelo de la región.

Resalta asuntos importantes que no están incluidos en estas directrices, como son la geología, la geotecnia, la hidrogeología, la geología marina, la minería, los recursos minerales y la contaminación de suelos, entre otros. «Nos preocupa grandemente la falta de aspectos hidrológicos, como los acuíferos y las zonas de recarga de éstos que hay que preservar…», dice.

En concreto, las alegaciones indican que las directrices «recogen algunas y sucintas apreciaciones sobre aspectos geomorfológicos», con afirmaciones que califica de «generales, vagas, genéricas e imprecisas». También apuntan que «no son menos importantes los suelos geotécnicos, que condicionan en gran medida la edificabilidad, las cimentaciones en general, la viabilidad de las obras lineales, infraestructuras y de comunicación».

El documento del Colegio de Geólogos advierte de la contaminación de suelos industriales, señala que no se menciona «para nada a las aguas subterráneas» y que tampoco se hace referencia a la minería del carbón, con unas infraestructuras mineras que ocupan 75.000 hectáreas, alcanzan unos 800 metros de profundidad, con una cota absoluta de 500 metros bajo el nivel del mar. En este aspecto pone especial énfasis en los otros tipos de minería, como la de fluorita y mercurio, ésta última «muy contaminante por sus aguas lixiviadas y depósitos de escombro y que actualmente están sin controlar».

También reclaman estos profesionales un tratamiento especial para la costa, con la elaboración «de un plan más ambicioso» que tuviera en cuenta la contaminación portuaria, la protección y preservación de los campos dunares, la mejor gestión de los dragados en puertos estatales y autonómicos, y la protección de los lugares de interés paisajístico y de los estuarios.

Los geólogos asturianos muestran en sus alegaciones su preocupación por el patrimonio natural, cultural y paisajístico, y advierten de que «no se menciona nada de la existencia de puntos de interés geológico» y que consideran polos de atracción turística.

Dedican una buena parte de sus alegaciones a las aguas subterráneas y apuntan que muchos manantiales cuentan con fuentes y estructuras de interés histórico y artístico. Pero añaden que «los recursos renovables de agua subterránea de las cuencas del norte se estiman en unos 2.200 hectómetros cúbicos al año, mientras que las explotaciones no superan los 100, por lo que, en conjunto, estas cuencas son excedentarias de agua subterránea; es decir, están infrautilizadas».

La necesidad de elaborar mapas de riesgos naturales, como deslizamientos, inundabilidad, sismológico o dinamización costera, es otro asunto que apuntan los geólogos, que recuerdan que son de obligado cumplimiento.

A modo de conclusión, explican que «el sobrecoste que suponen los terrenos problemáticos sobre las construcciones e infraestructuras en ellos ubicadas es una factura económica que paga la comunidad y que no se traduce en ningún servicio». Es por ello por lo que consideran que se habría de hacer una valoración simultánea, al menos, de «los condicionantes y características geotécnicas, los riesgos naturales y geológicos, las características geomorfológicas, la hidrología y la contaminación de los suelos», para lo que el Colegio de Geólogos de Asturias ofrece su «total colaboración y apoyo» a la Administración regional para la ordenación del Área Metropolitana Central de Asturias.

El Comercio

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.