El oro trepó a un máximo de 2 años ante el tono que usó la Reserva Federal de Estados Unidos tras su última reunión de política, mientras que el contrato en euros y en libras marcó su precio más alto de tres años antes del referendo de Reino Unido sobre su membresía a la Unión Europea.

La votación del 23 de junio ha minado el interés por activos considerados de mayor riesgo, impulsando la demanda por bonos y oro.

A las 1244 GMT, el oro al contado ganaba un 1.46% a 1,310.60 dólares la onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en agosto sumaban 25.2 dólares, a 1,313.5 dólares la onza.

Los precios al contado han repuntado un 7% este mes tras caer a mínimos de 3 meses y medio el 30 de mayo.

El oro denominado en libras ganó un 2%, a un máximo de tres años de 928 libras la onza, mientras que el lingote en euros tocó los 1,168.62 euros la onza, su nivel más alto desde abril de 2013.

El miércoles, al término de su reunión de política monetaria, la Fed señaló que aún planea subir las tasas de interés dos veces en el 2016, pero que un crecimiento económico más flojo en Estados Unidos reduciría el ritmo del endurecimiento monetario en los próximos años.

El impulso para el lingote aumentó luego que el Banco de Japón no anunció expansión alguna en su estímulo monetario, lo que provocó una apreciación de más de 2% del yen contra el dólar.

Entre otros metales preciosos, la plata ganaba un 1.77%, a 17.80 dólares la onza; el platino sumaba un 1.31%, a 983.24 dólares la onza; mientras que el paladio subía un 0.75%, a 535.20 dólares la onza.

Reuters

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here