Siguenos en nuestras Redes Sociales

.:: Minería en Línea ::.

Eco Oro enfrenta reestructuración y despediría el 54% del personal

De interés

Eco Oro enfrenta reestructuración y despediría el 54% del personal

Colombia.- La empresa minera Eco Oro, que lleva más de 20 años en fase exploratoria para el proyecto ‘Angostura’, hoy enfrenta un proceso de reestructuración al que se vio obligada tras el fallo de la Corte Constitucional, emitido el pasado 8 de febrero, y en el que se prohíbe la minería en páramos del país. Esta reducción de personal se traduce en 35 empleados de los 65 que tiene entre administrativos y en campamento.

Al respecto, Mark Moseley Williams, presidente de esta compañía, confirmó a Vanguardia.com que con este fallo se ve en riesgo el futuro del proyecto de Angosturas. “Ante esta incertidumbre, estamos obligados a reducir nuestras operaciones al mínimo mientras se define la situación. En este sentido, el propósito de la solicitud de despido colectivo elevada ante el Ministerio del Trabajo, obedece precisamente a la necesidad de surtir el trámite legal establecido para aquellos casos en que, como este, se requiere reestructurar una empresa”.

Mientras el Presidente de Eco Oro explica que durante estos más de 20 años explorando “no hemos podido construir un proyecto minero, ni extraer el primer gramo de oro”, el Sindicato de Trabajadores Mineros de Santander, Sintramisan, manifiesta que “se está cometiendo un atropello con los empleados”.

“Se trata de trabajadores que llevan entre 7 y 12 años trabajando con la compañía, algunos le han entregado toda su vida al proyecto Angosturas, y siempre han estado defendiendo a la compañía en todas las instancias. Hay personas con lesiones calificadas por la ARP como enfermedades profesionales y algunos con más de 60 años de edad”, aseguró Freddy Gamboa, presidente de Sintramisan, y quien manifestó que son aspectos que el Ministerio de Trabajo debe tener en cuenta y analizar antes de tomar una decisión.

No obstante, la realidad de la empresa es otra. Mark Moseley Williams precisó que la solicitud de despido responde a que la empresa, con 14 títulos mineros otorgados e inscritos en el Registro Minero Nacional en zona de páramos, “ha realizado una inversión que supera los 240 millones de dólares, y no se ha recuperado un dólar de ese dinero”.

Lo anterior –como lo consigna la solicitud de despido colectivo presentada al Mintrabajo– “(…) constituye una circunstancia de fuerza mayor que pone a la empresa en una situación de inminencia de entrar en cesación de pagos, por quedar imposibilitada para desarrollar su objeto social, y por tanto las circunstancias que le dan origen a los contratos de trabajo dejaron de existir”. (Lea aquí la solicitud).

Dicha solicitud expresa que esta situación los obliga a terminar el contrato de trabajo del 54% de su planta de personal, incluyendo tanto el personal del campamento, como administrativo, representado en 35 cargos. Además, la situación que enfrenta la minera ya deja ver sus efectos, pues no se ha efectuado el pago de nómina de mayo a trabajadores en campamento, como lo manifestaron algunos de ellos a esta redacción.

Sindicatos exigen garantías

web_web_unnamed_b_wide_ce

Tres reuniones ha sostenido el personal directivo de Eco Oro con los trabajadores en el municipio de California, Santander, donde opera la empresa. En ellas se expuso la posibilidad de un retiro voluntario, al cual no se ha acogido ningún trabajador.

“Nos preocupa porque en las reuniones el presidente de la empresa ha puesto en consideración la posible liquidación de la compañía, y con esto ellos perderían el derecho sobre los títulos mineros. Exigimos explicaciones técnicas y jurídicas porque esto genera un problemática social y económica”, afirmó Freddy Gamboa, presidente de Sintramisan.

Sin embargo, el Presidente de Eco Oro no confirmó su retiro de la zona, ni el futuro del proyecto Angostura, al considerar que son escenarios “que dependen de las conversaciones que se están llevando actualmente con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. “Prefiero no referirme al tema mientras estemos en conversaciones”.

Al respecto, el presidente del Sintrametalúrgica (un segundo sindicato en la empresa), Jaime Otálora, manifestó que no están de acuerdo con el despido colectivo y que solicitarán al Ministerio de Trabajo que rechace esta solicitud.

“Estamos en la defensa de los derechos de los trabajadores porque en Eco Oro hay un buen número de trabajadores enfermos, y vamos a solicitar que a ellos se les permita seguir laborando en el receso para retirar el proyecto. Hay un trabajo de mantenimiento ambiental que debe hacer la empresa y los empleados enfermos podrían seguir laborando en ello”, afirmó Otálora.

Sintrametalúrgico es otro sindicato minero que cuenta con 15 trabajadores en Eco Oro, de los cuales seis presentan alguna enfermedad de tipo laboral, según afirma su Presidente. Estos trabajadores llevan entre cuatro y cinco años laborando en la empresa, razón por la que presentarán una solicitud ante el Ministerio de Trabajo para que se niegue el despido colectivo.

“No se vulnerarán los derechos”: Eco Oro

web_banner-about_wide_ce

La suspensión de la alimentación en campamento y el transporte en California, fueron beneficios que se suspendieron a los trabajadores debido a la reestructuración que realiza Eco Oro. Adicionalmente, según Sintramisan, no se ha pagado la nómina de mayo.

A la par, los trabajadores que pertenecen los sindicatos han puesto a circular videos en redes sociales, en los que, ellos o algunos de sus familiares, manifiestan la presunta vulneración de los derechos como trabajadores.

Al respecto, Mark Moseley Williams manifestó que no se han vulnerado los derechos laborales y que por esta razón acudieron al Ministerio de Trabajo.

“En ningún momento hemos vulnerado los derechos de nuestros trabajadores y esto lo puede certificar el Ministerio de Trabajo o cualquier ciudadano. En cambio, hemos abierto espacios de diálogo directo y nos hemos reunido con los alcaldes y Concejos de los municipios de influencia directa del proyecto (California, Vetas y Suratá), para explicarles la situación de la empresa”, recalcó.

El Presidente de Eco Oro añadió que además se han sostenido “de forma permanente” reuniones con los trabajadores.

“Nos hemos reunido en múltiples ocasiones con nuestros colaboradores y con los sindicatos explicando nuestra realidad, y ningún colaborador ha expresado que se le estén vulnerando sus derechos. Se propuso una negociación y actualmente estamos esperando una contrapropuesta de uno de nuestros sindicatos que dijo que presentaría una nueva idea, entendiendo la situación de la empresa”, afirmó Williams.

¿Qué viene ahora?

Esta redacción conoció que el pasado jueves (9 de junio) se sostuvo la última reunión entre Eco Oro, Sintramisan, Sintrametalúrgico y un inspector enviado por el Ministerio de Trabajo para resolver la solicitud de despido colectivo.

En este encuentro se acordó que funcionarios del ministerio realizarán una visita de campo el próximo 22 de junio (como fecha tentativa), y posterior a ello se establecerán pautas para analizar la situación y luego tomar decisiones sobre el despido colectivo. Lo cierto es que antes del 16 de julio (fecha límite) Mintrabajo deberá emitir un concepto para una decisión definitiva.

“Tengo fe de que llegaremos a una solución razonable para las partes, lo que nos permitirá lograr adelantar un proceso de reestructuración participativo, organizado y sensato, que atienda los intereses de todos los involucrados”, expresó Mark Moseley Williams.

En cuanto a los sindicatos Sintrmisan y Sintrametalúrgica, ambos cuentan con convención colectiva hasta 31 de diciembre de este año, por lo que 60 días antes al término de esta fecha por ley tienen derecho a renegociar sus condiciones labores.

Cabe mencionar que de los 65 trabajadores que actualmente tiene Eco Oro, 49 se encuentran en el campamento de California y 16 son administrativos. De los que están en campamento 42 son miembros de los sindicatos: 28 pertenecen a Sintramisan y 15 a Sintrametalúrgica.

Contexto del proyecto ‘Angosturas’

projectoverviewmap

La compañía canadiense Greystar (actualmente Eco Oro) llegó a Santander en 1994 y en 2010 se preparaba para iniciar el proyecto que bautizó ‘Angostura’. Éste comprendía una explotación del mineral que duraría hasta 2025 y para el cual esperaba la licencia ambiental.

Sin embargo, en febrero de 2011 ambientalistas se organizaron para protestan en contra del proyecto minero que se desarrollaría en Santurbán, y que planeaba llevarse a cabo a cielo abierto.

En marzo de ese mismo año, luego de una audiencia en Cenfer (marzo 4) en la que se generaron disturbios por la inconformidad con el proyecto, Greystar decidió retirar la solicitud de licencia técnica y ambiental (marzo 17) para el proyecto Angostura. La minera aseguró que una de las razones fue el rechazo y protesta de la comunidad. En agosto de 2011 la empresa decide cambiar su razón social a Eco Oro Minerals Corp, cuya sigla comercial sería EOM, y con ello empezó a replantear a ‘Angosturas’ como un proyecto de socavón y no de cielo abierto, para luego volver a solicitar su licencia.

Actualmente, y con más de 20 años de actividad solo exploratoria, tras la decisión de decretar Parque Regional Natural Páramo de Santurbán (el 8 de enero de 2013) y luego de la delimitación del páramo (19 de diciembre de 2014), se pensó que Eco Oro obtendría la licencia para explotar e iniciar el proyecto de ‘Angostura’, pero con el fallo de la Corte Constitucional del pasado 8 de febrero, que prohíbe hacer minería en páramos, parece agotarse la viabilidad de este proyecto.

Vanguardia

Comentarios

comments

Información

Clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más sobre De interés

Subir