Chile.- A modo de graficar el efecto que tiene la Ley Reservada del Cobre sobre los balances de Codelco, el presidente del directorio de la estatal, Óscar Landerretche, explicó -ante los diputados de la comisión investigadora de la cámara baja- que si ésta no existiera, habrían obtenido una utilidad adicional, después de impuestos, de unos US$ 330 millones, durante el año 2015.

En ese contexto fue que Landerretche mencionó las posibles alternativas que permitirían aumentar la liquidez y mayor holgura financiera de la cuprera.

Además de la opción de derogar la ley -que junto a las utilidades adicionales se traduciría en un incremento en la flexibilidad del gobierno para asignar sus recursos presupuestarios-, el ejecutivo detalló el impacto que podría tener el mantener dicha ley, pero que los ingresos de las ventas de cobre y subproductos se liquiden a fin de año.

De esta forma, explicó, lograrían evitar los gastos financieros asociados a los requerimientos de liquidez de la empresa antes del cierre de cada ejercicio.

La denominada Ley Reservada del Cobre está vigente desde 1958 y fue modificada en 1976, durante el régimen de Augusto Pinochet. Entre sus principales directivas, obliga a la minera estatal a entregar el 10% de sus ventas anuales a las Fuerzas Armadas, con un piso de US$ 180 millones.

En el primer trimestre del año, la minera estatal cerró con un déficit de US$ 151 millones, una caída de 148% respecto del mismo periodo de 2015, pese a lo cual entregó al fisco excedentes por unos US$ 233 millones, principalmente relacionados a la Ley Reservada del Cobre y regalías.

La caída en los ingresos de la estatal estuvo relacionada a la baja en el precio internacional del cobre, que anotó una caída interanual de 20% a marzo (comparado con el mismo mes de 2015). Pese a este escenario, el presidente ejecutivo de la minera, Nelson Pizarro, señaló que la cuprera esperaba finalizar el año con excedentes por US$ 300 millones y aportes al Estado por unos US$ 832 millones.

En el periodo, las ventas físicas totales de cobre propio llegaron a 483.700 toneladas, un alza de 29% más respecto enero-marzo de 2015.

La tercera opción

Por otro lado, Óscar Landerretche también hizo referencia al efecto que tendría autorizar que el Fondo de Contingencia Estratégica (FCE) pudiera invertir en negocios y proyectos de la estatal.

La sola autorización implicaría un ahorro para el país de unos US$ 85 millones al año, al eliminar el spread entre el fondo y el bono de Codelco.

Esto, a su vez, redundaría en una mayor flexibilidad financiera para garantizar la ejecución de proyectos estructurales. Además, permitiría dar una señal a los tenedores de bonos que verían esta inversión como un símil de capitalización.

Además, recordó los US$ 24.039 que ha aportado la minera al fisco desde 1976 hasta el primer trimestre de este año, detallando que a partir de 2010, la participación del aporte por Ley 13.196 ha sido creciente, promediando un 49%, con un peak de 95% para el primer semestre de 2016 (máximo histórico).

Diario Financiero

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here