España.- La Fundación Cuenca Minera del Guadiato mostró ayer su rechazo a la venta del Pozo María, propiedad de Encasur y ubicado en el término municipal de Fuente Obejuna, tal y como ya avanzó el Día. La organización ha remitido un manifiesto en el que solicita a a Encasur “que renuncie a ejecutar el proyecto de demolición de parte de las instalaciones mineras del complejo del Pozo María” y pide que colabore con ella.

La organización, que preside María del Carmen García, expone en el manifiesto varios argumentos sobre los que asienta su rechazo a esta operación de venta, por la que Encasur solicita más de medio millón de euros. En el texto asegura que las instalaciones mineras de la comarca del Guadiato “constituyen el testimonio de más de dos siglos de minería intensiva del carbón” y añade que “suponen la principal seña de identidad de la comarca”, por lo que “deben preservarse para las generaciones futuras”.

La entidad recuerda también que “numerosos especialistas en minería, urbanismo, arqueología, geografía, geología e, incluso, del mundo del turismo, consideran que dichas instalaciones carecen de la protección necesaria, lo cual amenaza sus valores culturales que podrían quedar seriamente afectados o desvirtuados”. Considera también que “la puesta en valor y utilización del complejo minero podría suponer una infraestructura desde un punto de vista económico, de gran potencialidad para la zona, que sufre un gran declive motivado por el abandono de la actividad minera, principal recurso de la comarca”. El manifiesto destaca también que la fundación está formada por ayuntamientos de la zona minera del Guadiato, la Universidad de Córdoba y entidades expertas en minería y en la defensa del patrimonio que “pueden promover un proyecto generador de empleo y riqueza en la comarca si dispone de los elementos necesarios, que genere de una vez por todas beneficios culturales y económicos a los vecinos de la zona”.

“Tenemos que difundir el manifiesto a entidades que estén interesadas en el patrimonio minero y en la comarca porque entendemos que es un hecho importantísimo que se mantenga el patrimonio minero”, subrayó la presidenta de la fundación, quien añadió que los espacios e instalaciones como el Pozo María de Fuente Obejuna son “una seña de identidad y no queremos que se pierda”. García reconoció que aunque la actividad minera “ha desaparecido, se pueden iniciar otro tipo de actividades orientadas al patrimonio”.

La Fundación Cuenca del Guadiato ha iniciado una campaña de recogida de firmas para incrementar el número de apoyos en contra de la venta del Pozo María. La presidenta explicó que “se van a establecer lugares para recoger firmas en los ayuntamientos que forman la fundación para que las personas interesadas puedan dar su apoyo de forma manuscrita”. Además de la tradicional recogida de firmas que se extenderá hasta después de Semana Santa, continuó, también se va a iniciar una campaña “vía electrónica para que entidades o empresas que se quieran sumar envíen a la Fundación el escrito de apoyo, o bien de forma personal a través de la web www.change.org”. Destacó que por el momento la campaña ha obtenido los primeros apoyos y subrayó que “la respuesta está siendo muy buena”.

García recordó que en Almadén (Ciudad Real) se llevó a cabo una campaña similar para evitar el desmantelamiento de los pozos y subrayó que concluyó con la declaración de Patrimonio de la Humanidad de su parque minero. “No sé si podremos llegar tan alto como Patrimonio de la Humanidad, pero lo que queremos es que la gente sepa el valor que tiene, ya que las personas que vienen de fuera y ven el importante patrimonio que hay se preguntan cómo no se ha potenciado con algunas actuaciones”, subrayó García.

El Día

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here