Los precios del cobre comenzaron la semana al alza, debido a que las expectativas de una mayor demanda en China y una caída de los inventarios reforzaron las perspectivas positivas del mercado, aunque un dólar más fuerte limitó las ganancias.

El contrato referencial del cobre avanzó 0.5 por ciento, a cinco mil 65 dólares la tonelada, en operaciones de la Bolsa de Metales de Londres (LME).

Por su parte, el zinc subió 1.7 por ciento, a mil 875 dólares. Con este avance, el zinc ha ganado casi 30 por ciento desde mediados de enero por expectativas de suministros ajustados.

En tanto, el plomo ganó 1.1 por ciento, a mil 828 dólares la tonelada y el níquel subió 1.2 por ciento, para llegar a los ocho mil 765 dólares. La única baja de la jornada la registró el aluminio que redujo su precio 0.6 por ciento, a mil 512 dólares la tonelada; por último, el estaño se mantuvo sin cambios en 16 mil 900 dólares la tonelada.

De acuerdo con Peter Fertig, consultor en Quantitative Commodity Research , “los inversores financieros malinterpretaron la perspectiva para la demanda china, que no es tan mala como pensaban. La confianza ha mejorado”, dijo.

Los últimos datos de las importaciones chinas de cobre refinado reportaron un crecimiento que superó el 50 por ciento en términos anuales, alcanzando las 328 mil 604 toneladas en febrero. Analistas esperan números más elevados en los próximos meses debido a la fortaleza de la temporada.

Por su parte, un dólar estadounidense más fuerte encarece el valor de las materias primas. Este día la moneda estadounidense registró un aumento de 0.25 por ciento frente a la canasta de las principales divisas.

Las autoridades de la Reserva Federal (Fed) dijeron la semana pasada que sería apropiado elevar las tasas en medio punto porcentual este año. Las expectativas previas apuntaban a un aumento de hasta un punto porcentual en el transcurso del año.

El Financiero

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here