Chile.- Cuando Corfo anunció a principios de febrero que firmó un memorándum de entendimiento con la minera Rockwood, el que permitirá a esta compañía superar a SQM como el mayor productor de litio del país, el vicepresidente ejecutivo de la entidad, Eduardo Bitran, sostuvo que el acuerdo oficial se sellaría a más tardar el 30 de marzo de este año.

A tan sólo días de que se cumpla ese plazo, Bitran anticipó que se retrasará al menos en un par de semanas debido a que deben cumplir con algunos pasos previos.

El ejecutivo detalló a los legisladores de la Comisión de Minería y Energía de la Cámara Baja, que antes de la firma debe acudir al Congreso para exponer sobre el avance que tiene el litigio entre Corfo y SQM por el salar de Atacama, tal como se lo pidió la instancia.

Tras ello, irían al consejo directivo de Corfo, “en abril o mayo, a más tardar, para la aprobación del contrato con Rockwood por parte de esta instancia”, afirmó.

El eventual acuerdo establece que Rockwood invertirá en los próximos cuatro años entre US$ 400 y US$ 600 millones, para aumentar su producción de carbonato de litio de grado de batería (subiendo de 24 mil toneladas a 70 mil toneladas al año). También implica que la filial de la estadounidense Albemarle desarrollará la tecnología para producir 5 mil toneladas de hidróxido de litio anuales del Salar de Atacama.

En las últimas semanas había surgido la duda en el sector sobre si este tema había sido una iniciativa personal de Bitran o fue analizado por el consejo directivo de Corfo. Sobre este punto, el vicepresidente ejecutivo dijo: “hasta ahora no hay ninguna información formal que pueda entregar del Consejo, porque éste no ha sesionado. Pero, obviamente, esta no es una iniciativa del vicepresidente, sino que cuenta con todo el respaldo de los consejeros, los cuales fueron consultados de forma individual, y del gobierno como un todo”.

Cambio de gobierno

En el mercado se ha valorado el eventual ingreso de un nuevo controlador a SQM, luego de que a mediados de diciembre Julio Ponce pusiera a la venta el 88,6% que tiene en Pampa Calichera, la sociedad a través de la cual ejerce el control de la minera no metálica.

¿La llegada de un nuevo controlador podría implicar un nuevo trato con Corfo, en relación a su contrato en el Salar de Atacama? Según Bitran, “hay un obstáculo muy importante que es el gobierno corporativo de SQM que afecta la relación con este gobierno y con el Estado, hoy y en el futuro. Por lo tanto, un cambio en el controlador que implique un buen gobierno corporativo como el que tienen todas las empresas que están de acuerdo a los mejores estándares de cumplimiento internacional, sin duda que -y esto es una especulación personal- eso genera un cuadro más favorable para cualquier posibilidad de acuerdo”.

Esta semana trascendió que entre siete y nueve compañías han expresado su interés al banco Itaú Argentina, que lidera el proceso, entre las cuales hay actores chinos, japoneses, israelitas y norteamericanos.

 

La Tercera

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here