El cobre subió el jueves desde los mínimos de tres semanas alcanzados el día anterior, ayudado por un dólar más fuerte y por esperanzas de que datos manufactureros flojos en China lleven al Gobierno a tomar más medidas para estimular su economía.

El metal era ayudado también por los datos de inventarios. Las existencias en la Bolsa de Metales de Londres bajaron a 332,225 toneladas el jueves y en general se han mantenido en ese nivel desde fines de marzo, lo que pone en duda que el mercado tenga un superávit fuerte este año.

Las existencias de cobre en los depósitos de la Bolsa de Futuros de Shanghái (ShFE) están en su nivel más bajo en tres meses.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cerró con una subida del 0.6% a 6,260 dólares la tonelada. El miércoles el contrato cayó a 6,194 dólares, su nivel más bajo desde el 30 de abril.

“El cobre ha sido el único metal con una trayectoria alcista desde fines de enero. No ha habido ningún incremento notable en los inventarios y no creo que lo haya. Sin embargo, en el corto plazo si vuelve a haber datos sólidos en Estados Unidos y un dólar fuerte, los precios tendrán dificultades”, dijo el analista del Citi David Wilson.

El euro se apreciaba contra el dólar por primera vez esta semana, ayudado por señales incipientes de una recuperación en la actividad de la zona euro y un alza en los rendimientos de los bonos soberanos alemanes, que estrechaban la brecha con los títulos del Tesoro.

Un dólar más débil hace que los metales que se transan en esa moneda sea más barato para los tenedores de otras monedas.

En China, la actividad industrial se contrajo en marzo por tercer mes consecutivo y la producción bajó a la tasa más acelerada en poco más de un año, lo que hace suponer que el Gobierno podría aplicar más estímulos a la economía.

En cuanto a otros metales, el aluminio bajó a 1,773 dólares la tonelada, desde el cierre el miércoles a 1,783 dólares. Más temprano bajó 0.6%, a 1,772 dólares, su nivel más bajo en alrededor de un mes.

El estaño era el metal de mayores pérdidas en la LME, con una baja de 1.7% a 15,825 dólares por tonelada, mientras que el níquel bajaba 0.8% a 13,000 dólares la tonelada, luego de que los inventarios en Londres alcanzaron un nuevo máximo histórico.

El plomo tuvo la mayor subida, de 2.2% a 1,972 dólares la tonelada. El zinc cerró con una ligera caída, a 2,190 dólares desde 2,200 dólares el miércoles.

El Financiero

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here