Minería en línea
El portal de la Minería

Luz de esperanza para La Oroya y mina en Cobriza

0 10
Luz de esperanza para La Oroya y mina en Cobriza
Evalúa esta publicación

Perú.- El alcalde provincial de Yauli-La Oroya, Carlos Arredondo Mayta, detalló en entrevista con Correo que luego de un periodo sombrío para esta ciudad y para miles de trabajadores, se abre una gran luz de esperanza para alcanzar una solución al tan ansiado reinicio de operaciones del Complejo Metalúrgico de La Oroya y de la mina Cobriza.

Alcalde, finalmente el paro programado para el último fin de semana fue suspendido, ¿a qué se debe?

El viernes en la noche los trabajadores y la sociedad civil reunidos decidieron suspender esta medida de fuerza como consecuencia a una serie de reuniones en Lima propiciadas por la municipalidad. El miércoles pasado nos reunimos con la ministra de Energía y Minas, y nos dijo que la posición final del gobierno era la liquidación simple, que implica el remate por separado del Complejo Metalúrgico de La Oroya y de la mina Cobriza y el despido de los 2400 trabajadores. Le hemos explicado cuáles serían las consecuencias y en virtud a ello, el viernes en una nueva cita señaló que de acuerdo a un tema de interpretación de la norma, procedería una liquidación en marcha por un período de seis meses más, tiempo para continuar viendo la posibilidad del reinicio de las operaciones del complejo metalúrgico y la seguridad laboral de todos los trabajadores.

¿Qué implica una liquidación en marcha?

Significa que a través de un convenio de liquidación, con determinadas cláusulas, se señalen las posibilidades para un proceso de venta o para un proceso de reinicio de operaciones del complejo de La Oroya y continuar operando Cobriza. Esta liquidación en marcha también significa la búsqueda de políticas para recuperar recursos económicos y poner en funcionamiento las plantas del circuito de plomo y zinc. Esta liquidación significa que los trabajadores no serán despedidos y los complejos no serán rematados.

Entonces, hay una luz de esperanza, pese a la posición inicial del gobierno

Exacto, existe una luz de esperanza que en breve tiempo, Dios mediante, puedan reiniciarse las operaciones del Complejo Metalúrgico de La Oroya, entendiéndose que hay postores interesados en volver a operar inicialmente los circuitos plomo y zinc y en el camino adquirir todos los activos de Doe Run, tanto de Cobriza como de La Oroya. Hemos escuchado a estos inversionistas y dijeron que quieren contar con la mano de obra de todos los obreros porque representan un importante know-how. Aseguran además que el tema ambiental, que es muy exigente para La Oroya, no sería impedimento porque tienen las estrategias y mecanismos para alcanzar las exigencias que pone el Estado, el cual nosotros reconocemos.

¿Cuál es el sentir de la población ante esta alternativa?

Lamentablemente es fácil juzgar cuando hay desconocimiento. Se anunció un paro por parte de los dirigentes para el 13, ese anuncio sirvió como mecanismo de presión al gobierno, pues la misma ministra de Energía y Minas en tres oportunidades nos ha convocado y varió su posición, y en la última expresó que se trata de un tema de cómo explicar e interpretar la norma y culminar con una liquidación en marcha. La población señala que los dirigentes que convocaron a un paro, son cobardes, porque ahora se corrieron debido a la presencia de muchos policías y no desarrollaron el paro. Yo quiero decir como autoridad que somos responsables, he buscado todos los mecanismos de diálogo y es lo que hemos conseguido. Antes de permitir que mi pueblo se enfrente con la Policía, he buscado el diálogo y se logró lo más importante, variar la posición para proceder a una liquidación en marcha, donde hay esperanza. Lamentablemente, algunos no reflexionan y cuestionan muy fácilmente. Teniendo la alternativa que tenemos, ya no habría razón para un paro, pues el gobierno accedió a que no acabe con una liquidación simple.

¿Qué pasaría si el gobierno regresa a su posición inicial?

Ha sido la palabra de la ministra de Energía y Minas y yo quiero confiar en la palabra de una mujer y que va a cumplir con su compromiso de que el Estado va a optar por una liquidación en marcha. Yo confío mucho en ello, pues si no es así, invoco a la población que se mantenga atenta a todo lo que pasa en estos días. Mantengo mi esperanza de que el gobierno ha entendido que se trata de un momento difícil para La Oroya, que necesita ser atendida tanto en el plano social, laboral y económico. Así es que espero que no defraude al pueblo de La Oroya.

¿Podríamos decir que los días que Ud. y dirigentes estuvieron en Lima valieron la pena?

Bastante, las gestiones que hemos agotado junto a los dirigentes sirvió de mucho. Incluso, habíamos pensado adoptar otras acciones para buscar la reacción del gobierno, pero hemos conseguido este resultado, pues el gobierno ha variado su posición, como principal acreedor en este tema concursal, que pasó del anuncio de despedido, a mantener a los trabajadores y buscar una salida del reinicio de operaciones y que no sea rematado.

Ud. tendrá una reunión el 23 y 26 de febrero.

Sí, es la reunión de la junta de acreedores, convocada por ellos con una agenda determinada. En esta reunión es donde se iba a determinar el destino final, ahora conoceremos la buena noticia que debe tener una aprobación mayoritaria del 66.6%, que pide la ley para pasar a una liquidación en marcha.

Diario Correo

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.