Las empresas mineras batallan por mantenerse a flote después de un año de fuerte caída de los precios de las materias primas y de exceso de la oferta, que podrían provocar nuevos cierres en este año.

La avidez tradicional de China por las commodities se ha desvanecido y el consumo interno se está convirtiendo en el motor del crecimiento de la segunda economía mundial, en detrimento de las inversiones masivas. En paralelo, las grandes firmas mineras siguen aumentando su producción —y acentuando el derrumbe de los precios— y son acusadas de querer con esa política sacar definitivamente del juego a competidores de menor envergadura.

El precio del mineral de hierro —usado para fabricar acero— se hundió por debajo de los $us 40 la tonelada a principios de diciembre, su nivel más bajo desde mayo de 2009; el precio del carbón térmico cayó un 80% respecto a su máximo de 2008 y la cotización del barril de petróleo se halla en su mínimo en ocho años.

Esas depreciaciones han tenido un grave impacto en la actividad minera en todo el mundo, empujando al precipicio a los actores más pequeños y erosionando los presupuestos gubernamentales de las economías más dependientes de los recursos naturales, como la de Australia.

“Solo hay que mirar cualquier precio de la acción para saber que ha sido un año traumático para los mercados de materias primas y para las empresas mineras”, dijo Andrew Driscoll, jefe de investigación de recursos de la agencia de corretaje CLSA.

La caída marca el fin de un superciclo de las commodities a lo largo de la última década, liderado por China, pero también impulsado por la fuerte demanda de otras economías en desarrollo con rápido crecimiento.

Según los analistas, las mineras pidieron demasiados préstamos y sobrestimaron el crecimiento de la demanda. “Aumentaron demasiado su capacidad de producción y ahora tenemos excedentes en cada commodity”, afirmó Daniel Morgan, analista del sector en el banco UBS.

2015 fue “sin duda uno de los años más duros a los que se ha enfrentado nunca la industria minera”, añadió el especialista, comparando la situación a la de la crisis financiera mundial de 2007-2008, la crisis financiera asiática de 1997 e incluso a la que se produjo tras el desmoronamiento de la Unión Soviética en 1991.

El banco Goldman Sachs consideró días atrás que el sector del hierro necesitaba “hibernar durante un largo periodo”, prediciendo que los precios se mantendrían por debajo de los $us 40 durante tres años.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) aseguró a mediados de diciembre del año pasado que la producción energética mundial podría estar saliendo de la edad del carbón, debido a la menor demanda china y al auge de energías renovables como alternativas a ese combustible fósil extremadamente contaminante.

PERSPECTIVA. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidió ese mes mantener sin cambios sus límites de producción, pese a los reclamos de países como Venezuela para rebajarlos, a fin de respaldar los precios del crudo, que están en sus niveles más bajos en siete años. “Tuvimos una gran fiesta de 2011 a 2015, y ahora sentimos la resaca”, dijo Mark Gordon, analista de Breakaway Research.

Con una demanda que debería seguir la tendencia de la economía china a la desaceleración, habrá ajustes por el lado de la oferta, según analistas, para quienes las mineras tardaron demasiado en frenar su producción. La adaptación debería por eso acelerarse este año, con nuevos cierres, de manera de restablecer un equilibrio entre oferta y demanda. “Hay algo de luz al final del túnel, pero si eres un productor de alto coste.

Chile ayuda a pequeños mineros

El Gobierno anunció que, para ayudar a los pequeños mineros del cobre, la Empresa Nacional de Minería ampliará el precio de compra del metal, de $us 2,30 por libra a 2,38, y que enviará al Parlamento un proyecto de ley para crear de manera permanente un fondo de estabilización de precios de compra estatal del cobre.

Impacto en la economía chilena

La mantención de un escenario de bajos precios del cobre, que se cotiza en su menor valor en seis años, llevó al Banco Central chileno a rebajar en diciembre su previsión de crecimiento de la economía de ese país para 2016 a un rango de 2 a 3%, desde uno previo de 2,5 y 3,5% estimado en septiembre.

AFP

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here