El oro subió ayer hasta un máximo de 12 semanas, ignorando el avance de las acciones, ya que el nerviosismo por el inicio de la reunión de la Reserva Federal hizo que los inversores eligieran al metal precioso como refugio.

El oro al contado avanzó un 1,3% hasta los u$s1a122 la onza, su mayor nivel desde el 4 de noviembre pasado.

“Creo que el mercado está esperando una Fed moderada. Hay algo de una remontada por cobertura de posiciones cortas, algunos flujos hacia un refugio seguro”, dijo Rob Haworth, estratega de U.S. Bank Wealth Management.

El mercado espera que la Fed reconozca los obstáculos macroeconómicos provenientes de China durante su reunión, lo que aumentó las esperanzas de que actúe de manera moderada a la hora de decidir nuevas alzas de tasas. La mayoría de los analistas espera que el organismo deje las tasas sin cambios.

Agencias

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here