Los esfuerzos que China dedica a reducir el exceso de capacidad no generarán ningún efecto de arrastre sobre el crecimiento del país ni supondrán daños a la economía mundial, descartó hoy un funcionario del órgano encargado de la planificación económica.

Zhao Chenxin, portavoz de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR), hizo estos comentarios en una rueda de prensa en respuesta a algunas cuestiones planteadas por un periodista de Reuters.

El exceso de capacidad es un problema global como consecuencia de la crisis financiera de 2008 y ocurre en múltiples industrias como el petróleo, el mineral ferruginoso y el automovilismo, causando grandes reservas de crudo y gas de lutita en Estados Unidos y una producción excesiva del mineral de hierro en Australia, señaló Zhao.

E incluso en el sector siderúrgico, el exceso de capacidad no se limita a ser un “problema de China”.

“Muchos países se están enfrentando al problema. Se trata de un asunto global”, insistió Zhao. En 2014, la tasa de utilización de capacidad del acero crudo se situó al mismo nivel aproximado del promedio mundial, del 73,4 por ciento.

Además, los productos de hierro y acero de China se dirigen mayormente al mercado doméstico en apoyo a la urbanización, la manufactura y el desarrollo de infraestructuras.

China era un importador neto de productos siderúrgicos antes de 2006, y durante el periodo 2006-2015, las exportaciones chinas del acero sólo representaban un 10 por ciento de su volumen de producción, muy por debajo de otros países exportadores, recordó el portavoz.

El gobierno chino ha gravado las exportaciones del acero y rebajado el reembolso tributario con el objetivo de frenar la exportación de los productos de alto consumo energético, el acero incluido, destacó Zhao.

China adopta una actitud activa y seria hacia la reducción del exceso de capacidad industrial, dijo el funcionario. En los próximos cinco años, el país continuará reduciendo la capacidad de acero crudo en entre 100 y 150 millones de toneladas.

Para afrontar el asunto global del exceso de capacidad, China sugiere que los países implicados cooperen para lograr resultados de beneficio múltiple, en vez de criticar y escurrir el bulto en el juego de suma cero e implementar el proteccionismo.

Hasta finales del julio, la reducción de capacidad en el sector siderúrgico chino ascendía a 21 millones de toneladas, el 47 por ciento de la meta anual, marcando un progreso sustancial, sostuvo Zhao.

A fin de cumplir la meta anual, las autoridades locales han recibido instrucciones para mostrar mayor resolución en el recorte de capacidad e introducir medidas tales como establecer un sistema de contabilidad, la exposición pública y una lista negra para quienes no logren cumplir la política.

En términos de la rebaja de la capacidad carbonífera, China había completado el 38 por ciento de la meta anual hasta finales del mes pasado, agregó Zhao.

Zhao atribuyó los incumplimientos principalmente al incremento de los precios del acero y el carbón este año y a las reticencias de los gobiernos locales a reducir capacidad para proteger los empleos y las economías locales.

Xinhua

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here