México.- El aumento de las últimas semanas en el precio del oro y la plata será sólo un “respiro momentáneo” para las mineras, ya que no se prevé una recuperación sostenida o de largo plazo, coincidieron analistas.

Sin embargo, de continuar los conflictos geopolíticos, podría impulsar los pfrecios del metal precioso.

A fines de diciembre, el metal dorado empezó a revaluarse y, entre el 4 y el 8 de enero, ganó cerca de 4 por ciento.

Laura Villanueva, especialista en minería de Monex, consideró que todavía falta mucho para que se observe una mejora permanente en el valor de los metales, lo que mantendrá a las emisoras del ramo en una situación complicada.

De acuerdo con la analista, el precio del oro registrará una caída de 13.18% en el 2016 respecto del 2015; para la plata la reducción será de 17.2% y para el cobre, de 23.9% en el mismo periodo.

Se estima que para el 2016, el metal dorado promedie en rangos de 1,000 dólares por onza; la plata, de 13 dólares por onza, y el cobre, en 1.9 dólares la libra.

Del 2011, cuando llegó a su nivel máximo a la fecha, la caída en el oro ha sido mayor a 40%, mientras que para la plata el descenso es de 70 por ciento.

De acuerdo con un análisis del Grupo Financiero Ve por Más, en el segundo trimestre del 2015 se observó una reducción anual de 11.9%, que es la mayor en seis años y se debió al menor crecimiento económico en China e India, que son los principales consumidores del commodity.

En los primeros lugares

México es uno de los mayores productores de oro en el mundo y ocupa el lugar 11, con 3.7% del total global. Los estados con la producción más alta son: Sonora, con 29.7%; seguido por Zacatecas, con 23.1%, y Chihuahua, con 16.9% del total.

Laura Villanueva explicó que la mejoría de las últimas semanas se debe a las tensiones en Corea del Norte y Medio Oriente. Además, persiste preocupación sobre la economía de China.

“Esperamos una ligera apreciación, sin embargo, los commodities continuarán bajo presión en el transcurso del año, debido a que aún está latente un ajuste adicional en tasas por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed)”.

Consideró que si se prolongan los conflictos geopolíticos y aumenta la aversión al riesgo, los capitales podrían optar por refugiarse en los metales preciosos y con ello, impulsar un aumento en los precios.

Una de las empresas mineras que podrían beneficiarse más con el incremento en el oro es Peñoles.

En el caso de Frisco, que también tiene producción de oro, la perspectiva es de venta de sus títulos. “Aunque este tipo de metales tiene un peso importante, queremos ver la evolución que tendrá la emisora en los próximos meses, así como su situación de costos y eficiencia”.

La especialista de Monex mencionó que si bien para Frisco la expectativa no es del todo negativa, sí se mantiene un pronóstico conservador.

Corto plazo

Insistió en que, en términos generales, la estimación es que la recuperación en el valor de los commodities será de corto plazo, mientras que para los metales pesados, el año será difícil porque van ligados al crecimiento económico.

Ve por Más pronosticó que la demanda y la oferta mundial se expandirán de manera moderada, lo que implicaría que los precios no presentarán un cambio significativo respecto de los niveles actuales.

te_int_oro_110116

El Economista

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here