El cobre tocó un mínimo de dos semanas, en el primer día de operaciones del 2016, después de que datos fabriles débiles de China pesaron sobre las acciones de Shanghai y reactivaron los temores sobre el crecimiento económico en el mayor consumidor mundial de metales.

Sondeos mostraron que la actividad fabril en la segunda mayor economía del mundo se contrajo de nuevo en diciembre, alentando una caída de 7% en las acciones chinas, que forzó a las bolsas a suspender las operaciones por primera vez.

Sumándose a las preocupaciones, el banco central chino fijó al yuan en su menor valor en cuatro años y medio.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cerró con una merma de 2.1%, a 4,606.50 dólares por tonelada, luego de registrar pérdidas de 25% el año pasado. Más temprano en la sesión, el metal se negoció en 4.591 dólares, su menor nivel desde el 18 de diciembre.

Otros metales también cayeron. El zinc cerró con baja de 2.6%, a 1,568 dólares, y el níquel cayó 3.5%, a 8.505 dólares. El plomo retrocedió 2.7%, a 1,745.50 dólares.

En otro factor que presionaba a la baja de los metales, se espera que el dólar anote nuevas alzas este año gracias al ciclo previsto de subidas de tasas en Estados Unidos. La fortaleza del dólar encarece los metales para los inversores fuera de ese país.

Goldman Sachs proyectó que el cobre se negociaría a 4,500 dólares la tonelada a fines del 2016.

El aluminio cerró con mermas de 2.2%, a 1,473 dólares, mientras que el estaño bajó 1%, a 14,400 dólares.

Reuters

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here