México.- Desde el año pasado la minería no atraviesa su mejor momento, básicamente por el bajo nivel de las cotizaciones, situación que a su vez ha desalentado la inversión. En 2014 y conforme al INEGI de Eduardo Sojo, el sector decreció 2.3% y en este 2015 hasta la primera mitad bajó 6.6%.

En su oportunidad la Cámara Minera de México (CAMIMEX) que dirige Sergio Almazán se mostró renuente con el incremento de la carga fiscal que la SHCP de Luis Videgaray les impuso desde el ejercicio pasado, puesto que se consideró que el tiempo era inapropiado.

Como quiera los nuevos derechos son una realidad y estos son cubiertos por las mineras que operan en el país conforme a la Ley Federal de Derechos.

Se trata de un gravamen equivalente al 7.5% sobre el valor de las utilidades de las empresas mineras, y que se paga por el número de hectáreas concesionadas. Hay también otro extraordinario que representa el 0.5% de los ingresos para lo que hace a la extracción de oro, plata y platino específicamente.

De estos recursos, 80% se destina al fondo minero y otro 20% se lo queda SHCP para complementar la recaudación impositiva.

Por lo pronto SEDATU que comanda Rosario Robles Berlanga puso en marcha por primera vez el Fondo de Desarrollo para Zonas Mineras ya con esos fondos? se atenderán las necesidades históricas de las comunidades ligadas a la actividad.

SEDATU es la dependencia encargada de vigilar los beneficios de este fondo minero que dirige Ricardo López Pescador, constituido en BANSEFI y que disponía de 3 mil millones de pesos. A finales de septiembre se liberó esa cantidad.

Hay el interés del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto de realizar diversas acciones en los 25 estados en los cuales se concentra la actividad minera de México.

Por su importancia conforme al valor de producción, destacan Zacatecas, Durango, Coahuila y Sonora, que a su vez significan el 70% de los recursos del fondo.

Claro que también son importantes Chihuahua, Michoacán, SLP, Guerrero, Colima y el Edomex.

En la ruta crítica SEDATU ya instaló algunos comités de desarrollo regional para esas zonas, que es en donde se darán los acuerdos para utilizar los recursos en las comunidades.

El primero fue el de Zacatecas, pero también se habilitaron los de Coahuila, Chihuahua y Durango, con la intención de que en el corto plazo se decidan los proyectos que se implementarán.

Habrá mucho cuidado de evitar que esos dineros se desplieguen para fines políticos o bien que los estados echen mano de los mismos para gasto corriente.

Dentro del comité hay representantes de la Federación y de los estados, de los municipios involucrados, las comunidades indígenas o núcleos agrarios y las propias empresas mineras. De forma colegiada, o sea por mayoría de votos, decidirán las inversiones a detonar.

Vale señalar que de los recursos del fondo 62.5% serán administrados por las autoridades de aquellos municipios en donde se ubican las explotaciones mineras involucradas y el 37.5% estará a cargo de las entidades federativas.

Entre la infraestructura a realizar hay obras de drenaje, pavimentación, alumbrado público y escuelas. También plantas de tratamiento de agua.

El desarrollo de las comunidades mineras forma parte de las funciones que fueron encomendadas a SEDATU, dependencia que se creó en este sexenio y por donde pasaron previamente Jorge Carlos Ramírez Marín y Jesús Murillo Karam.

En materia turística, que es otro de los mandatos de SEDATU, hay también todo por hacer para regularizar terrenos en zonas como BC o QR, igual para detonar carreteras, puertos, aeropuertos y no se diga todo lo vinculado a la infraestructura que deberá generar la reforma energética.

Por lo pronto con este fondo minero se avanza en uno de los objetivos delineados.

Milenio

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here