La fuerte demanda de cobre de China en las últimas semanas no continuará probablemente ni significará una recuperación más amplia en el metal, considerado a menudo como un barómetro del crecimiento económico, según indicaron fuentes de la industria y el análisis de datos del sector.

El aumento de las importaciones de cobre de China se debe sobre todo a que los compradores se están aprovechando de los bajos precios para reabastecerse, en lugar de representar un mayor consumo industrial del metal, ampliamente utilizado en los sectores de la energía y la construcción.

Esto significa que el alza sería transitoria, en la desaceleración de la demanda de cobre a largo plazo en el mayor consumidor mundial del metal. Los precios del cobre han caído en los últimos seis meses, afectados por la desaceleración económica en China y su transición a un crecimiento económico liderado más por los consumidores y menos de las exportaciones y las manufacturas.

El gigante asiático representa casi la mitad del consumo global de cobre, que alcanzaría cerca de 23 millones de toneladas este año. Las estimaciones sobre el crecimiento de la demanda china en el 2015 varían por lo general entre cero y el 3 por ciento.

Compararlo con el cerca del 7 por ciento del año pasado fue la principal razón para que el cobre en la Bolsa de Metales de Londres (LME) tocara mínimos de seis años, de 4,855 dólares por tonelada, a fines de agosto, una caída de 25 por ciento respecto al máximo del año, de 6,481 dólares en mayo.

Sin embargo, desde ese mínimo en agosto, los precios subieron cerca de un 5 por ciento, a casi 5,100 dólares. Detrás del reciente optimismo están las importaciones chinas, que subieron en septiembre más del 20% respecto a agosto, a 351,956 toneladas.

La caída de las existencias en almacenes de aduanas, a 400,000 toneladas desde las 500,000 toneladas en agosto, también fue citada como un factor positivo por los operadores, ya que retirar el metal de esos depósitos implica el pago del IVA, lo que sugiere una demanda china real.

No obstante, fuentes de la industria dijeron que los bajos precios del cobre animaron a la Oficina de Reservas Estatales de China, así como a firmas manufactureras, a comprar el metal para almacenar, y no para uso industrial.

Reuters

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here