Del 14 al 18 de septiembre el precio del oro finalizó con una ganancia semanal de 2.81 por ciento, al cotizarse en mil 138 dólares por onza, después de perder tres semanas consecutivas.

De acuerdo con Banco Base, dicho incremento se debe a una búsqueda de activos refugio por parte de los inversionistas ante los riesgos existentes en la economía estadunidense provocados por la debilidad en la economía china.

En el transcurso de esta semana se pudo observar un auge en la aversión al riesgo, causada primero por la producción industrial de China en el mes de agosto, la cual se colocó por debajo de lo anticipado, mientras que la inversión fija creció a su menor ritmo en 15 años.

En este escenario, la plata terminó la semana con una ganancia de 3.82 por ciento, cotizando en 15.17 dólares por onza, mientras que el cobre cerró con pérdidas de 2.16 por ciento, y se vendió en cinco mil 254 dólares por tonelada, la mayor pérdida semanal desde julio.

Estas bajas se deben a la preocupación del mercado de una desaceleración en la economía china, la principal consumidora de este metal, aunado a la decisión de la Reserva Federal de mantener la tasa de interés sin cambios, también provocada por la debilidad del país asiático.

En tanto, el aluminio llegó a mil 624 dólares la tonelada, con una pérdida semanal de 0.98 por ciento, mientras que el plomo cerró en mil 692.50 dólares la tonelada, perdiendo 0.82 por ciento en la semana.

En el mercado energético, el crudo Brent cerró la semana con una pérdida de 0.96 por ciento, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) obtuvo ganancia 0.67 por ciento.

A lo largo de la semana el precio del crudo experimentó comportamientos mixtos por razones especulativas provocadas por el anuncio de la Reserva Federal de Estados Unidos.

NTX

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here