Chile.-Era uno de los pocos proyectos que estaba sobreviviendo en la golpeada Región de Atacama, pero el precio del cobre terminó por frenarlo: se trata de Santo Domingo, una operación minera impulsada por la canadiense Capstone, que ayer anunció un plan de recorte de costos en distintos países lo que incluye la suspensión de la iniciativa.

Santo Domingo -que implicaba inversiones por más de US$ 1.800 millones- era además una de las faenas íconos en varios ámbitos de acción. De hecho, el año pasado se hablaba que era uno de los proyectos que el gobierno buscaba apoyar en sus trámites para que se concretaran en el corto plazo, aunque el Ejecutivo no ha querido revelar el listado oficial de los que serían respaldados.

Daniel Llorente, presidente de la Corporación para el Desarrollo de Atacama (Corproa), explicó que “era el último proyecto y esperanza para inicio de construcción en el corto plazo”.

Esto porque ya otros ya habían tomado el mismo camino, como Kinross con La Coipa, y Pascua-Lama de Barrick por los problemas ambientales que ha tenido.

“Santo Domingo era la esperanza de darle la vuelta a esto y comenzar un proceso positivo de inversiones en Atacama”, dijo Llorente.

Agregó que tanto los gremios como el gobierno regional tenían un compromiso absoluto con la iniciativa, que generaría entre 1.550 a 4.060 puestos de trabajo durante la construcción y 1.055 en la operación.
En ese sentido, Llorente agregó que ahora la vista está puesta en la expansión de Candelaria, de Lundin Mining, que ya cuenta con sus permisos ambientales pensando en 2030.

En ese sentido, dijo que espera que no vuelvan a frenarse proyectos por motivos más allá de lo técnico, aludiendo a la judicialización de inversiones, tanto mineras como energéticas, e incluso industriales.

Motivos
Capstone comunicó que la decisión respondía al momento del mercado, especialmente a que el cobre estaba bajo lo pronosticado.

Darren Pylot, presidente y CEO de la minera señaló que “aunque seguimos creyendo que Santo Domingo es un excelente proyecto, una serie de factores, incluyendo la incertidumbre sobre la dirección futura de los precios del cobre y nuestra capacidad de financiación para el proyecto, establecemos la preservación del capital en una prioridad en este momento”.

“En este entorno, creemos que el curso de acción más prudente es poner el proyecto y la realización del estudio de factibilidad actualizado en espera, mientras se mantiene la opcionalidad para el desarrollo futuro, cuando las condiciones mejoren”, dijo.

Esto implicará reducir el tamaño de las oficinas en Santiago y Diego de Almagro. De los 31 empleados que tenían, anunciaron que 23 posiciones se verán afectadas.

Diario Financiero

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here