Inicio » Países y Regiones » México » Chemours inicia operaciones en México; crecerá con el oro y la plata

Chemours inicia operaciones en México; crecerá con el oro y la plata

Este miércoles  fue el tercer día de Chemours, una empresa de la industria química, en el mercado bursátil de Nueva York y el primero en la Bolsa Mexicana de Valores a través del Sistema Internacional de Cotizaciones.

Luis Rebollar, director general de la empresa en México, dijo estar contento porque en dos días el precio de la acción en el New York Stock Exchange (NYSE)  pasó de 14 a poco más de 16 dólares. Su alegría aumenta cuando dice: “estoy casi seguro de que a finales de este año tendremos nuevas buenas noticias” y se refiere a que Chemours podría ampliar su inversión en México.

Hoy es el primer día de operaciones de Chemours en México,  esta empresa surgió después de que compraron tres divisiones de DuPont.

La empresa tiene la planta de dióxido de titanio más grande en México, este compuesto químico se usa en la industria minera para extraer la mayor cantidad de oro y plata de la tierra. “De una tonelada de tierra se pueden extraer entre 300 y 600 gramos de oro, entonces lo que se busca es extraer todo lo que se estima”, platicó Rebollar.

El directivo comentó a MILENIO que las posibles nuevas inversiones serán para apoyar el crecimiento de la industria minera.

-Si van a invertir considerando a la industria minera, ¿significa que Goldcorp y Peñoles les han hecho una demanda atractiva?

La industria minera en México siempre ha sido importante. El análisis que tenemos de los yacimientos  de oro en México es que son los más importantes a nivel mundial. México siempre  ha sido un jugador  importante por sus yacimientos de oro y plata.

Los yacimientos de oro con potencial de ser extraído convierten a México en un jugador importante.

Somos el principal proveedor de estos productos para las mineras. Tenemos una posición  importante en el mercado mexicano, le vemos mucho  potencial.

-Al ser el proveedor más importante de la industria minera, ¿cómo es la relación con el señor Alberto Baillères (Presidente del Consejo de Administración de Industrias Peñoles)?

La relación con Industrias Peñoles es positiva,  es una empresa muy seria nos sentimos orgullosos de ser sus proveedor.

Hemos visto que saben invertir, son pacientes, tienen visión de largo plazo y creemos que nuestras nuevas inversiones nos van a permitir acompañar el crecimiento de la industria minera.

-¿Cómo es la relación con Ernesto Hernández (CEO de General Motors), Bruno Cattori (CEO de Chrysler Fiat Automobiles)  y el resto de los directores de las armadoras?

Conozco bien a la gente de Ford, de General Motors, tenemos una relación cercana para entender las tendencias de esta industria y poder proveer a la industria del pigmento que se necesita en las pinturas.

También  trabajamos con los fabricantes de las pinturas  para conocer las indicaciones y asegurarnos de poder ofrecer los productos.

-En México, Chemours nace en una coyuntura interesante por las reformas estructurales, ¿qué le apasiona como director general de la empresa?  

Que somos líderes en los sectores industriales, en lo que producimos y vendemos. Somos gente de mucha apertura para mejorar los procesos.

Me divierto en lo que hago, tenemos problemas en algunas áreas; pero también enormes oportunidades.  México vive un momento único, como empresa nos vamos a consolidar  con la apertura de las reformas.

El director de la CFE dijo que bajó el costo de la tarifa industrial, ¿qué dicen ustedes?

Sí hemos visto beneficios, somos grandes consumidores de energía eléctrica.

Chemours tiene cinco plantas de dióxido de titanio en el mundo, en México está la más importante con una capacidad de producción de 150 mil toneladas, la cual está en proceso de ampliación para alcanzar la 350 mil toneladas.

Rebollar informó que la ampliación de la planta se terminará este año, de modo que en un lapso de tres años la planta opere al máximo de su capacidad.

Al llegar a la producción de 350 mil toneladas, la planta de dióxido de titanio ubicada en Altamira, Tamaulipas,  será la más grande del mundo, dijo Rebollar.  La empresa invirtió en este proyecto 580 millones de dólares.

La producción de Chemours en México se coloca en el mercado de 70 países.

Milenio

Comentarios

comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top