La minera mexicana Southern Copper comenzará a explorar en un bloque a 77 kilómetros de Zapala en busca de cobre disperso. La firma perforará 10 pozos de mediana profundidad para tomar testigos del subsuelo y evaluar un desarrollo minero masivo en ese lugar.

Pero antes de que se realicen los trabajos, y tal como lo dispone la ley, la Secretaría de Ambiente convocó a una audiencia pública para tratar el alcance del proyecto, que se realizará en un puesto de Vialidad Provincial cercano al lugar el próximo 12 de agosto a las 11.

La mina, llamada “La Voluntad”, es de vieja data y es el único proyecto metalífero con potencial en la provincia después del de Andacollo Gold. Los trabajos de prospección arrojaron que allí puede haber cobre disperso y ahora buscarán confirmar esa información.

De ser positivos los resultados, podría lanzarse allí un proyecto minero masivo que, dependiendo de la concentración de cobre, podría ser de galerías o a cielo abierto. El último antecedente de un proyecto de este tipo fue el de Campana Mahuida en Loncopué, que finalmente se abortó en medio de una polémica legal tras un referéndum que rechazó el desarrollo en esa localidad.

El director provincial de Minería, Carlos Portilla, aseguró que aún es pronto para anticipar qué tipo de desarrollo se propondrá allí. “Hay que evaluar los datos, la cantidad y la calidad del mineral. En función de eso se diseña el modo en el que se va a extraer”, explicó el funcionario a “Río Negro”.

Detalló que la minera, una de las más grandes del mundo, también había hecho tareas de prospección al norte de la provincia, pero que los resultados no fueron los esperados. Algo distinto ocurrió en esta cantera cercana a Zapala, que ya tenía algún historial minero y ahora podría ser reactivada.

Southern Copper, una minera que nació en Perú pero que fue absorbida por una firma mexicana, es una de las principales productoras de cobre del mundo. La empresa planea realizar tareas durante 40 días en el lugar, con algunas pocas maquinarias y siete trabajadores.

Para la limpieza de los pozos se requerirán unos 2,5 millones de litros de agua que se extraerán de dos arroyos que pasan por la zona, La Mina y Antonio. El agua será depositada en piletas de decantación.

El estudio de impacto ambiental, que se presentará en la audiencia, lo realizó la consultora ambiental Bucan Morgan.

rionegro.com

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here