El precio del oro ha bajado durante los dos últimos días cayendo casi un 1% influenciado en parte por la inesperada subida en el mercado de la renta fija y la incertidumbre sobre una posible subida de los tipos de interés en EE.UU. por parte de la Reserva Federal (Fed, el Banco Central de EE.UU.), que desde OroyFinanzas.com seguimos viendo improbable, aunque los banqueros centrales insistan en que tiene que ocurrir durante este año.

Algunos analistas son de la opinión que una subida de los tipos de interés por parte de la Fed, en combinación con un dólar fuerte, serían una clara señal para una bajada de la cotización del oro de su rango de negociación actual, que ronda entre 1.142 y 1.224 dólares desde mediados de febrero 2015.

La subida inesperada de los tipos de la deuda pública europea y americana de esta semana al disiparse el miedo a una deflación por la subida del precio del petróleo y la posible subida de los tipos a finales de este año por parte de la Fed han quitado atractivo al oro, según algunos analistas. La deuda pública alemana a 10 años llegó a su récord de 2015 y la deuda estadounidense a un récord de los dos últimos meses. Aunque el presidente del Banco Central Europeo (BCE) tranquilizó rápidamente a los mercados dejando claro que está dispuesto a hacer lo que haga falta para que los tipos de la deuda europea no suban, con la esperanza de que el carrusel de la deuda europea pueda seguir el tiempo necesario hasta que los políticos hayan encontrado el momento idóneo para desmontar el sistema financiero, tal como lo conocemos hoy en día.

Como el oro no paga intereses, y si no se almacena en casa, además tiene un coste de almacenamiento que es similar a un tipo de interés negativo sobre los depósitos, son factores que se interpretan como negativos para el precio del oro.

Aunque de forma sorprendente en todo este tiempo, el precio del oro no ha podido beneficiarse especialmente de los tipos de interés negativos de los bancos centrales de Dinamarca y Suiza, los tipos negativos de la deuda publica europea en un gran rango de vencimientos y países, ni de la incertidumbre permanente que sobrevuela Europa por la amenaza de una salida de Grecia del Euro. Por todo eso las opiniones de algunos analistas son casi anecdóticas porque parecen tener una explicación para cualquier contexto, aunque se contradigan en sus afirmaciones a lo largo del tiempo, sean favorables o contrarios al oro como inversión o método de ahorro.

Los especuladores estarán pendientes hoy viernes de los datos del U.S. nonfarm payrolls de abril 2015 para la fiesta mensual de crear volatilidad en el mercado. Unos datos negativos, o sea un aumento del volumen y calidad del empleo por debajo de las expectativas del mercado, podría empujar al precio del oro por encima de los 1.200 dólares de nuevo.

Reuters

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here