La fuerte caída de los precios de los metales en el mercado internacional desde el 2013 hace poco atractiva la inversión en nuevos proyectos mineros en el país, a lo que ahora se le suma una coyuntura de fuerte conflictividad social en el plano local.

Solo en el primer trimestre del año la inversión en minería sumó US$ 1,743 millones, una caída de 14%, frente a los US$ 2,028 millones registrados en el mismo periodo del 2014, según el último reporte del Ministerio de Energía y Minas (MEM).

Los rubros que sufrieron una mayor contracción de flujos en ese periodo fueron la construcción de infraestructura (45.9%) y el equipamiento de planta (51.9%), mientras que la inversión en exploración cayó 18.1%.

En términos globales, las expectativas para la inversión minera este año no son positivas. El BCR prevé una contracción de 13.8% a unos US$ 7,459 millones, luego de haber retrocedido 10.6% en el 2014.

A nivel regional, Arequipa sigue concentrando el mayor flujo de inversiones del sector minero (US$ 520 millones), principalmente por la ampliación de la minera Cerro Verde y pese a las fuertes protestas en contra del proyecto Tía María.

Las regiones

La región Apurímac se encuentra segunda en la tabla con una inversión acumulada al primer trimestre de US$362 millones, que mantendrá un crecimiento robusto a lo largo del año en la medida en que se consolide el proyecto Las Bambas de la china MMG, que en su totalidad demandará US$ 10,000 millones.

Un caso emblemático es el de Cajamarca, donde la inversión en minería registra una caída de 10% en el primer trimestre a casi US$ 55 millones, pese a ser una zona rica en recursos mineros y tras enfrentar una situación similar a la que ahora vive Arequipa.

La cartera de inversión minera prevista por el Banco Central para el 2015 al 2017 suma unos US$ 14,408 millones, concentrados en 34 proyectos, que sin embargo también tienen riesgos latentes.

Gestión

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here