Según el más reciente estudio que público la Unidad de Planeación Minero Energética, Upme, en compañía de Fedesarrollo, los escenarios de precios y de producción de crudo para los próximos años conllevarán a una reducción importante en los ingresos de Bolivia por regalías (excepto en el escenario alto) ya que según explican, a pesar de que este tipo de ingresos se mantienen en un nivel similar los próximos dos años, a partir de 2018 comenzarán a reducirse.

Esta reducción implica que para 2024 las regalías asociadas con la producción de petróleo en comparación con las generadas en 2014 serían 4.000 millones de dólares inferiores, en el escenario medio; de 2,9 millones de dólares, en el escenario alto y de 5.300 millones de dólares, en el escenario bajo.

Dentro del estudio también se explica que estos menores ingresos sólo son parcialmente compensados por la devaluación del tipo de cambio. Sin embargo, el panorama de alta producción y exploración en hidrocarburos muestra que el país no sufriría tanto, pero esto requiere altas inversiones en el sector para que aumente sus cifras.

Finalmente, se señaló que la reducción prevista en las regalías petroleras, y en particular en las regalías directas, va a requerir ajustes fundamentales en la forma como los entes territoriales productores de hidrocarburos financian sus necesidades de inversión.

Por su parte, al primer trimestre de 2015, las regalías mineras cayeron en 26,5 por ciento respecto a similar periodo de 2014 debido a la caída de los precios y la baja producción de oro, según el Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom).

De acuerdo con los datos de esta entidad dependiente del Ministerio de Minería y Metalurgia, de enero a marzo de la pasada gestión las regalías mineras llegaron a Bs 288,16 millones, mientras que en similar periodo de este año alcanzaron a Bs 211,57 millones, lo que muestra una disminución de Bs 76,5 millones.

El director general ejecutivo del Senarecom, Óscar Huanacio, informó que si bien los bajos precios de los minerales incidieron en la disminución de las regalías, también afectó la poca producción de oro, en particular la que proviene de los barranquilleros que por la temporada de lluvias, algunos decidieron parar sus operaciones en los ríos. “Si ustedes se dan cuenta, el que ha sido un puntal el anterior trimestre ha sido el oro; entonces como el oro ha bajado, todas las regalías también se ven mermadas”, explicó.

En Bolivia el concepto de regalía viene por el aprovechamiento de los recursos minerales y metales no renovables. Es un derecho y una compensación por su explotación. La Ley 535 de Minería y Metalurgia, promulgada el 28 de mayo de 2014 en la ciudad de Oruro, señala que el 85 por ciento de estos recursos va a los gobiernos departamentales productores de minerales y el 15 por ciento a gobiernos municipales productores.

Energía 16

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here