El portal de la Minería

Presidente de la minera chilena SQM abandona el cargo en medio de la polémica

0 5

El presidente y accionista principal de la empresa Sociedad Química y Minera de Chile (SQM), Julio Ponce Lerou, abandona el directorio de la minera tras casi tres décadas al frente de la mesa, acorralado por acusaciones de corrupción y pedidos de renuncia de sus socios.

El polémico empresario no fue incluido en la lista de candidatos para el directorio de SQM, que será renovado este viernes en la junta anual de accionistas, según ha informado la empresa este miércoles de madrugada a través de un comunicado.

La sociedad Pampa Calichera -una de las controladoras de la minera chilena- ha seleccionado a Hernán Büchi, Juan Antonio Guzmán y Wolf von Appen para que continúen en la mesa directiva. Además, ha reiterado la postulación de Dieter Linneberg.

 
Mientras tanto, la canadiense Potash Corp -segunda mayor accionista de SQM- ha elegido a tres de sus empleados: Joanne Boyes, Robert Kirkpatrick y Arnfinn Prugger.

SailingStone Capital Partners, principal accionista estadounidense de la compañía y que había exigido la salida de Ponce y una completa reestructuración del directorio, había anunciado previamente la postulación del abogado y ex regulador de valores canadiense Edward Waitzer.

“Pampa Calichera y Potash Corp apoyan a estos ocho nominados y están complacidos con los cambios al directorio y la estructura de gobierno corporativo de SQM y esperamos apoyar a SQM en la ejecución de su estrategia operativa y de crecimiento”, según han explicado las firmas en una carta conjunta.

El mercado estaba a la espera de un anuncio después del duro enfrentamiento entre Ponce y Potash desde que estalló el escándalo en febrero.

Los tres representantes de Potash en la mesa de SQM renunciaron en marzo por diferencias sobre la entrega de información solicitada por la Fiscalía que lleva adelante la investigación del caso que salpicó a políticos de varios partidos.

Las renuncias de los representantes de Potash ocurrieron después de que el directorio despidiese al gerente general de la minera, Patricio Contesse, que fue señalado por Ponce como el gran responsable de las acusaciones de financiamiento ilegal de políticos.

Ponce, quien se hizo con la propiedad de la antigua estatal en la década de 1980 en medio de la dictadura de su ex suegro Augusto Pinochet, había viajado la semana pasada a Nueva York para discutir el tema con sus socios estadounidenses.

Muchos en el mercado estaban de acuerdo en que, especialmente después del derrumbe cercano al 20 por ciento que han sufrido las acciones de SQM desde que estalló el escándalo, Ponce debía tener un gesto con sus socios.

El empresario tuvo que hacer frente el año pasado a grandes cuestionamientos tras una multa del supervisor de valores por operaciones irregulares con acciones de la minera y sus firmas controladoras, en transacciones que afectaron a los minoritarios.

Reuters

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.