A fin de combatir la explotación minera ilícita, la Secretaría de Economía (SE) informó que el nuevo acuerdo y protocolo para extracción y exportación ayudará a controlar dicho acto, y regularizará el volumen de ventas al extranjero de mineral de hierro.

Ello, luego de que en 2014 se registraron exportaciones de ese mineral por solo dos millones 200 mil toneladas, contra 10 millones en 2013, debido a la problemática que se originó por la explotación ilícita, principalmente por parte de bandas organizadas.

Al respecto, el coordinador general de Minas de la dependencia, Mario Cantú Suárez, dio a conocer que hasta el momento siguen sin reanudarse las exportaciones de mineral de hierro desde el puerto de Lázaro Cárdenas y únicamente salen de Topolobambo, Sinaloa, así como del puerto de Colima.

Al respecto, el titular de la SE, Ildefonso Guajardo Villarreal, indicó que en el caso específico de Michoacán y Guerrero, en el pasado se registraron afectaciones en materia de explotación ilícita de mineral de hierro para exportación a mercados asiáticos.

En conferencia de prensa, expuso que en el proceso de investigación, a través de diversos operativos, no se comprobó el origen de la concesión minera de donde se extraía el mineral.

En este sentido, Cantú Suárez dijo que se identificaron algunas minas que estaban siendo explotadas ilegalmente, por lo que se realizó el proceso correspondiente para denunciar a los responsables y se verificó el total de las minas que tenían permisos de exportación.

No obstante, destacó que al día de hoy se tiene un nuevo acuerdo que se publicó hace dos semanas en el Diario Oficial de la Federación respecto a los requisitos para exportar.

Asimismo, el protocolo de verificación desde origen, es decir, desde explotación, transporte, patio de acopio, entrada al recinto fiscal y salida en los andenes, explicó Mario Cantú.

Destacó que actualmente ya se entregaron dos permisos, por lo que estimó que en breve se regularizará la actividad y por consecuencia el volumen de exportación legal.

Puntualizó que en Michoacán ya existían 40 permisos para exportación, pero aclaró que muchos no necesariamente los aplicaban.

Ildefonso Guajardo señaló que en el caso particular de Guerrero se registraron casos de incertidumbre alrededor de importantes minas, porque no se daban las garantías en cuanto a operabilidad se refiere.

Mientras que en el caso del puerto de Lázaro Cárdenas, en Michoacán, y en el puerto de Colima, señaló que se hizo una intervención por parte de las autoridades, lo cual implicó una paralización de la explotación y por ende de exportación del mineral de hierro.

El Secretario de Economía señaló que el objetivo era detener las operaciones ilegales, pero desafortunadamente también se afectaron las que operaban conforme a la ley.

Destacó que a partir de ese procedimiento, la Coordinación General de Minería desarrolló un procedimiento en conjunto con la Secretaría de Hacienda, así como con autoridades de aduanas y portuarias para otorgar concesiones y respaldar la explotación legal.

‘Eso es para combatir la minería ilícita que le estaba dando recursos al crimen organizado en la zona de Michoacán’, precisó.

En el caso de Guerrero la delincuencia extorsiona a los ejidatarios una vez que reciben sus dividendos por parte de las empresas que tiene una concesión.

Por ello, Guajardo Villarreal destacó que trabajan en conjunto las secretarias de Economía y Gobernación, así como autoridades policiacas para establecer algún tipo de operativo que controle el sitio de la actividad que acontece’.

Aclaró que no necesariamente el crimen organizado tenía el control de las minas, sino que extraían los minerales a escondidas, en horarios no laborables o a través de la extorsión y el amedrentamiento.

NTX

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here