El portal de la Minería

México: Prevén que grandes mineras salgan de compras en 2014

0 5

Las grandes mineras mexicanas crecerán el próximo año, pese a la mayor carga fiscal y la posible extensión en la depreciación de los metales, pues aprovecharán la debilidad del sector para adquirir proyectos de otras firmas de menor tamaño, anticiparon expertos del sector.

De acuerdo con los especialistas, los efectos de la nueva ley fiscal se resentirán con mayor fuerza en 2015; no obstante, desde el próximo año las empresas más pequeñas y otras que prefieren redireccionar sus inversiones hacia otros países (como es el caso de las canadienses) se verán obligadas a vender una parte o el total de sus activos para sobrevivir o seguir siendo rentables.

Mario Hernández, especialista de la consultora KPMG, reveló que hay tres grupos mineros grandes en México que están en proceso de comprar proyectos mineros a pequeñas y medianas empresas, principalmente en oro y plata.

“El problema para las Pymes es el financiamiento; no hay quien les preste dinero, por lo que tienen que vender proyectos explorados y probados a grandes corporativos para pagar sus deudas”, comentó.

La estrategia de las grandes empresas será elevar su producción para mitigar una reducción en sus ingresos derivada de la eventual depreciación de los metales y los impuestos a la extracción minera. “Por eso las grandes compañías solo adquirirán proyectos probados donde ya sólo se requiera la inversión para iniciar la explotación de las minas”, añadió Hernández.

Primero Mining Corp. es una de las compañías interesadas en estos procesos de fusiones y adquisiciones, pues recientemente compró el proyecto llamado Cerro del Gallo, ubicado en San Antón, Guanajuato, el cual pertenecía a Goldcorp. Dicha operación tuvo un valor de 8 millones de dólares.

Otra empresa con apetito para hacer compras es Minera Autlán, la cual mostró su interés en la extracción de oro y plata, a pesar de que típicamente se ha dedicado al manganeso.

José Antonio Rivero Larrea, presidente del consejo de administración de la compañía, expresó recientemente su interés en comprar proyectos de mineras canadienses que se irán del país por el nuevo impuesto de 7.5 por ciento sobre regalías aprobado en septiembre de este año. Con esto, la firma incursionará en la extracción de metales preciosos.

Jean Baptiste Bruny, analista de BBVA Bancomer, afirmó que Minera Frisco, Peñoles y Grupo México, han recibido propuestas de venta de pequeñas firmas, las cuales aceptarán sólo si éstas tienen reservas probadas.

Mineras de la BMV, con mejores perspectivas

Según los analistas, las empresas mineras que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) son las que vislumbran un mejor futuro, ya que son las que tienen mayor solvencia financiera para hacer adquisiciones o bien, pueden apalancarse para financiar nuevos proyectos. Los especialistas coinciden en que Minera Frisco, la empresa de Carlos Slim, será la de mejor desempeño en términos operativos para el 2014.

Un sondeo de EL FINANCIERO con estimados de casas de bolsa revela que el próximo año Frisco aumentará en 65 por ciento sus ingresos netos y 98 por ciento su flujo operativo (EBITDA por sus siglas en inglés), convirtiéndose en la promesa del 2014.

Fernando Bolaños, analista de Monex, dijo que esto se debe a la entrada en operación de su mina Concheño y la recuperación de El Coronel, la cual había enfrentado conflictos sindicales que detuvieron su operación durante casi dos trimestres en 2013. Los analistas prevén que las ventas de Grupo México (GMéxico) aumenten 9 por ciento en 2014, al igual que su EBITDA.

Este incremento responde a una recuperación en el sector de la construcción, donde se espera que México y otros países de Latinoamérica retomen su inversión en infraestructura y edificación de vivienda, lo que demandará más cobre. Autlán, al igual que Grupo México, será beneficiada por esta situación, por lo que se estima que sus ventas se incrementen 13 por ciento en 2014 y que su EBITDA suba 2 por ciento.

En contraste, Industrias Peñoles será la perdedora del 2014, pues los analistas le pronostican un golpe por la depreciación de los metales preciosos, la cual reducirá sus ingresos en 7 por ciento y su flujo 1 por ciento.

La volatilidad en los metales, principal riesgo

Jean Baptiste Bruny consideró que el principal factor de riesgo para la inversión extranjera no será el impuesto de 7.5 por ciento sobre las regalías mineras aprobado en la reforma hacendaria, sino una eventual depreciación de los metales.

“Las mineras mexicanas no tienen grandes niveles de deuda como las compañías de Estados Unidos, Canadá o Inglaterra, por lo que son buena opción de inversión, aunque dependerá de que el valor de la materia prima se mantenga estable o crezca”, expuso.

En 2013, el oro cerrará con un valor de mil 197 dólares la onza, lo que significará un descenso de 28.4 por ciento respecto al 2012.

Por su parte, la plata caerá 36.1 por ciento al llegar a 19.36 dólares la onza, a diferencia del cierre del 2012, cuando se cotizaba en 30.31 dólares.

Miguel Perez-Santalla, ejecutivo de Bullionvault, un mercado de intercambio de metales en internet, expresó que a pesar de la devaluación del oro en 2013, este metal precioso se mantiene a precios mayores a los que tenía hace cinco años, por lo que el peligro será cuando baje de los mil dólares la onza.

20131226-152921.jpg

Fuente: El Financiero

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.