El portal de la Minería

Industria minera chilena estaría perdiendo terreno, según presidente ejecutivo de Antofagasta

0 6

A pesar de ser uno de los actores favoritos en la industria minera global, la ventaja competitiva de Chile ha disminuido en los últimos años debido a una combinación de factores, según el presidente ejecutivo de Antofagasta Minerals, Diego Hernández, lo que ha dificultado la actividad en el país.

“Hay un cambio que se ha visto muy claramente desde mediados del año pasado, donde los precios de los commodities han bajado, el del cobre menos que el resto, y eso ha generado una serie de desafíos de competitividad en la industria del cobre mundial y particularmente acá en Chile”, señaló el ejecutivo durante un simposio de ingeniería en minas realizado en la Universidad de Santiago.

“Nos acostumbramos a hacer las cosas de cierta manera, con un precio alto. El principal objetivo es tener la devolución máxima posible, que es lo más rentable, cuando el precio baja y los costos suben nuestros márgenes disminuyen, y ahora nos tenemos que preocupar del margen de producción, más que del volumen de producción total que podamos tener”, añadió.

Entre las razones citadas por Hernández para creer que Chile está perdiendo parte de su ventaja en el escenario minero global se cuentan:

– Menores leyes minerales, algo natural a medida que las minas envejecen, lo que significa que hay que “hacer mucho más para poder producir lo mismo”.

– Mayores costos laborales. El 2007 los costos laborales promedio en Australia, Canadá y EE.UU. fueron de US$76.000 al año por persona comparado con US$44.000 en Chile. Hoy en día los mismos países promedian US$93.000, mientras que en Chile la cifra llega a US$67.000.

– Mayores costos energéticos. El costo de la energía se ha triplicado en los últimos años, dijo Hernández, y esto se ha convertido en una de las principales desventajas del país.

– Escasez hídrica. El ejecutivo manifestó que el agua de mar se ha convertido en la única solución para avanzar con los proyectos, ya sea a través de su desalinización o uso directo.

– Marco institucional de Chile, el cual según Hernández es más precario que lo que solía ser. Los permisos demoran más que antes y la llamada judicialización, o presentación de acciones legales, se ha convertido en el principal instrumento con el que cuentan los grupos de presión para llegar a acuerdo con las compañías.

El problema de los permisos para los proyectos energéticos constituye una amenaza especial para la industria minera, sostuvo, debido a que ninguna empresa invertirá grandes sumas de dinero para desarrollar un proyecto si no se aseguran los permisos.

 

Vía: BnAmericas

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.