España.-El presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, inauguró hoy en La Unión el Museo de la Semana Santa Minera, cuyas dependencias también albergan la sede de la Ilustre Cofradía del Santísimo Cristo de los Mineros.
Durante su visita al municipio, el jefe del Ejecutivo regional estuvo acompañado por el alcalde de La Unión, Francisco Bernabé, y los consejeros de Cultura y Turismo, Pedro Alberto Cruz, y de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, Antonio Sevilla.
El centro museístico se ubica en un antiguo edificio de planta baja y una sola altura, con 382 m2 construidos, que, hasta su reforma, acogía diferentes usos municipales y que ha sido sometido a una rehabilitación integral cuyo coste es de 283.902 euros, de los que la Comunidad ha aportado el 50 por ciento a través de la Dirección General de Territorio y Vivienda.
Durante el acto, el presidente Valcárcel resaltó que “la importancia de la Semana Santa de La Unión, cuyos desfiles pasionales están declarados de Interés Turístico Regional y está en trámite su declaración como Interés Turístico Nacional, hacía necesario disponer de un edificio perfectamente habilitado para que pudiera conocerse y admirarse en todo su esplendor”.
Así, en la planta baja del museo se dispone el espacio expositivo y la sala de juntas, mientras que en planta alta se reserva un despacho para cada Agrupación de la Semana Santa Minera. El proyecto también cambia el acceso al edificio, que ahora se produce desde la plaza, revitalizando de esta forma el espacio urbano adyacente.
Con anterioridad a la inauguración del Museo, Ramón Luis Valcárcel presidió en la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario la entrega de la imagen del Cristo de los Mineros, una vez culminada la rehabilitación a la que ha sido sometida, y que celebra este año su centenario desde que fuera tallada en 1913 por el artista valenciano José Gerique Chust.
La rehabilitación del Cristo de los Mineros ha sido realizada en el Centro de Restauración de la Región de Murcia a lo largo de un proceso que ha durado más de cuatro meses.
Y es que, la imagen, que fue en origen Cristo de los Bomberos y más tarde de la Cruz Roja, es una talla en madera policromada que representa a Jesús muerto en la cruz en unas dimensiones mayores que el natural (224 x 155 x 45 cm).
La obra presentaba un estado de conservación muy deficiente a causa de la abundante suciedad, barnices oxidados, repintes, manchas de hongos y múltiples desprendimientos de policromía, como patologías más acusadas.
Tras el correspondiente estudio científico previo, que dictaminó su estado de conservación y aportó la necesaria información sobre cómo fue realizada por el artista, se aplicaron diversos tratamientos, que incluyeron, entre otros, una limpieza físico-química para retirar los estratos no originales, la eliminación de las manchas de moho provenientes de una antigua filtración de agua, la recuperación pictórica y la aplicación de un barniz protector de la policromía original.
Como complemento al trabajo sobre la imagen, la cruz original fue también intervenida. En concreto, se eliminando barnices no originales, se recuperó nuevamente el color y se restauraron las cantoneras doradas de origen en plata corlada.
El escultor e imaginero José Gerique Chust (1868-1943) nació en Valencia, ciudad en la que se formó y donde mantuvo su taller. Fue Medalla de Oro en la Exposición Eucarística Nacional de 1893, así como en la Regional de Valencia y en algunas exhibiciones y muestras destacables en Estados Unidos y Argentina.
Sus encargos se prodigaron desde finales del siglo XIX y primeros años del XX, en un momento histórico muy interesante por la renovación espiritual y litúrgica de la iglesia católica, que se tradujo en una estética más purista de las artes visuales y plásticas, de la que Gerique fue uno de sus máximos representantes.
En la Región de Murcia trabajó a lo largo de la primera década del siglo XX, con obras tan reconocidas como este Cristo de los Mineros de La Unión y una imagen de San Juan Evangelista, sin olvidar las realizadas para Lorca, como la imagen de Santiago Apóstol, titular de la Parroquial de Santiago (1915), y la talla de la Virgen de las Tres Avemarías para San Mateo (1921).

Fuente: La Verdad

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here