Científicos japoneses descubrieron un yacimiento de tierras raras -nombre de los metales lantánidos, con superconducción eléctrica, alto magnetismo y de uso en la medicina nuclear, entre otros- a 2 mil kilómetros al sureste de Tokio en el fondo del océano Pacífico, a más de 5’800 metros bajo el nivel del mar.

Los fabricantes nipones tendrían acceso al yacimiento, con unas concentraciones entre 20 y 30 veces superiores a las minas chinas. El único obstáculo para extraer estos metales es la profundidad del yacimiento debido a la distancia, y hasta ahora no se conocen casos rentables de extracción de estos metales a profundidades superiores a 5 mil metros.

Fuente: Rauters

(Visited 3 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here