Inicio » Países y Regiones » México » Slim aumenta su apuesta por minas y oro

Slim aumenta su apuesta por minas y oro

México .-A Carlos Slim también le pega la fiebre del oro. La nueva adquisición del magnate son los activos que el grupo canadiense AuRico tiene en México: la mina de oro y plata de Ocampo en Chihuahua. Además de los proyectos de los Jarros y Venus en ese estado. Más 50% del proyecto de Orion, en Nayarit. El costo de la operación es 750 millones de dólares. La decisión de Slim no es sorpresiva.

Desde hace dos años ha incrementado su apuesta por el sector minero. A principios del 2011, escindió su empresa minera Frisco y la convirtió en una firma independiente en su entramado corporativo. En ese año, anunció su intención de duplicar su producción de oro y cuadruplicar la de plata.

Si Carlos Slim sólo fuera un empresario minero, también estaría en la lista de Forbes en un lugar destacado. Frisco tiene un valor superior a los 136,000 millones de pesos. Es la cuarta mayor empresa minera de México, sólo por debajo de Grupo México, Fresnillo y Peñoles, que ocupan las tres primeras posiciones. La participación accionaria de Slim en Frisco es cercana a 80%; vale algo más de 100,000 millones de pesos.

La compra de los activos de AuRico en México es, en algún sentido, una operación típica de Carlos Slim. El corporativo canadiense padece problemas de endeudamiento y debe desprenderse de algunos activos valiosos para pagar deudas. El empresario mexicano consigue un precio aceptable y queda en buena posición para aprovechar los precios altos de los metales preciosos. Éstos pueden mantenerse como un refugio de valor en contexto de incertidumbre generalizada sobre el futuro de la economía global. La onza de oro cerró ayer en 1,765 dólares. La onza de plata registró 33.98 dólares. Desde hace seis meses, los precios del oro han estado por encima de los 1,500 dólares. En el corto y mediano plazo, la plata tiene mayores posibilidades de crecimiento que el oro, de acuerdo con Saxo Bank.

Este 2012 ha sido un periodo pleno de actividad adquisitiva para el hombre más rico del mundo. En el terreno de las telecomunicaciones, compró un paquete de 27% para hacerse del control de la telefónica holandesa KPN y compró 16% de Telekom Austria, donde aumentó su participación hasta 22.7 por ciento.

En el sector petrolero, dio un golpe de efecto al quedarse con 8.4% de la petrolera YPF, luego de la controvertida decisión de la presidenta Cristina Fernández de estatizar la empresa a costa de la española Repsol. En medios de comunicación, compró bonos del grupo Prisa y consolidó su participación accionaria en el propietario del diario El País en torno de 3.2%; como, al parecer, no tiene destino de inversión aborrecido, también incursionó en el futbol profesional, con la compra de 30% de los equipos Pachuca y León.

Es imposible adivinar si esta compra será la última de Slim en el año. La crisis europea está generando un terreno propicio para la adquisición de bienes subvaluados en el viejo continente. El remate de activos inmobiliarios en España está abriendo excelentes oportunidades para alguien con dinero y apetito por el riesgo. Más cerca de casa, el buen comportamiento relativo de América Latina ofrece también excelentes opciones, sobre todo, en países donde ya tiene fuerte presencia: Chile, Colombia y Perú, por ejemplo.

Telecomunicaciones, minería, medios, petróleo, futbol… Es como el juego del Monopoly, pero de la vida real.

Fuente: El Economista

Comentarios

comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top