Minería en Línea, el portal de la minería

Mina San Francisco

La mina San Francisco comenzó a operar en 2010 y ha producido más de 820.000 onzas de oro. La mina está situada en la parte central del norte del estado de Sonora, México, aproximadamente a 150 kilómetros (km) al norte de la capital del estado, Hermosillo. El proyecto consta de dos tajos a cielo abierto previamente explotados (San Francisco y La Chicharra), junto con instalaciones de procesamiento de lixiviación en pilas, y la infraestructura asociada ubicada cerca del tajo San Francisco. En la actualidad, las pilas de lixiviación se encuentran en un ciclo de lixiviación residual sin que se realice ninguna extracción.

Magna reinició las operaciones de minería y procesamiento durante el tercer trimestre de 2020.

Mina San Francisco

Fecha de inicio: 2010 strong>Producto: oro
Operador: Magna Gold
Etapa: En desarrollo
Tipo: A cielo abierto
Dirección:Sonora, Mexico

Geología

El proyecto San Francisco es un yacimiento de oro con trazas o pequeñas cantidades de otros minerales metálicos. El oro se encuentra en gneis granítico y el yacimiento contiene principalmente oro libre y ocasionalmente electrum. La mineralogía, la posibilidad de turmalina asociada, el estilo de mineralización y los estudios de inclusión de fluidos sugieren que los depósitos de San Francisco pueden ser de origen mesotérmico.

Los depósitos de San Francisco son aproximadamente tabulares con múltiples fases de mineralización de oro. Los yacimientos tienen un rumbo de 60º a 65º al oeste, un buzamiento hacia el noreste, un grosor de 4 a 50 m, se extienden más de 1.500 m a lo largo del rumbo y están abiertos. Otro yacimiento, la zona de La Chicharra, fue explotado por Geomaque, como un pozo independiente.

La propiedad de San Francisco se encuentra en una porción del cinturón de megacorte de Mojave-Sonora, que se caracteriza por la presencia de rocas de edad precámbrica a terciaria representadas por diferentes grados de deformación y metamorfismo, como lo demuestran en el campo las láminas tectónicas imbricadas. Las rocas principalmente implicadas en el proceso de deformación y asociadas a la mineralización de oro en la región son de edad precámbrica, jurásica y cretácea.

Las rocas más antiguas dentro de la propiedad son un paquete de rocas metamórficas que incluyen gneis cuarzo-feldespático bandeado y gneis de augen, esquisto verde, gneis de anfibolita y algunos lentes de anfibolita y mármol (Calmus et al., 1992). Todas las rocas metamórficas presentan una foliación que, en general, varía en la dirección del rumbo entre 30° y 72° al oeste y se inclina hacia el noreste entre 24° y 68°. Véase en la figura 1 un mapa geológico del emplazamiento minero de San Francisco y La Chicharra.

Las rocas metamórficas están intruidas por un paquete ígneo terciario, que incluye granito leucocrático con feldespato y cuarzo visibles, y es de textura porfídica a gneísica. Parece que el granito se emplazó a lo largo de zonas de cizalla de bajo ángulo noroeste-sudeste en el sistema que se desarrolló entre un gabro más antiguo y la secuencia metamórfica. Esta es la razón por la que en algunos lugares los cuerpos de granito aparecen como lentes estratiformes que varían en anchura desde centímetros hasta más de 40 m y son subparalelos a la foliación. Sin embargo, se observa que el emplazamiento del granito leucocrático también favorece el sistema de fallas N30°W, haciendo que el granito adopte una forma alargada, principalmente en dirección N60°W, pero con extensiones a lo largo del sistema N30°W.

Además del gabro y el granito, la secuencia metamórfica está intruida por diorita, andesita, monzonita y lamprofito. Además, se han cartografiado lentes de pegmatita asociadas al esquisto, emplazadas a lo largo de los planos de foliación, formando ocasionalmente lentes dentro del gabro y dentro del gneis y en el borde de los cuerpos graníticos leucocráticos. Todas las rocas descritas anteriormente forman la unidad de San Francisco, que es la unidad más importante para la exploración, siendo el granito leucocrático especialmente significativo porque es la principal roca huésped para la mineralización de oro.

La cartografía de los afloramientos aislados y su interpretación geológica demuestran que la unidad San Francisco es extensa dentro de la propiedad, cubriendo una superficie de aproximadamente 100 km2. La unidad alberga al menos 15 ocurrencias de oro que se consideran objetivos favorables de exploración, además de los depósitos de oro conocidos de San Francisco y La Chicharra

Galería

Enlaces relacionados

Mina San Francisco

Comments

comments

Los comentarios están cerrados.