Minería en Línea, el portal de la minería

El tabú de las nuevas minas de Glencore podría acabar con el cobre argentino

Glencore Plc se acerca a la construcción de un gigantesco proyecto de cobre en Argentina, en una iniciativa que invertiría una aversión de larga data al desarrollo de grandes minas nuevas.

Lee: Glencore y MAC acuerdan modificar las condiciones para adquirir la mina CSA en una operación de 1,100 millones de dólares

La actividad ha aumentado recientemente en el yacimiento de cobre El Pachón de Glencore y la empresa ha realizado nuevas contrataciones, según personas familiarizadas con el asunto, que pidieron no ser identificadas porque la información es privada. Existe la expectativa dentro de la empresa de que está avanzando hacia la construcción de la mina, dijeron las personas, aunque todavía no hay certeza de que se procederá.

Glencore ha crecido a lo largo de los años comprando operaciones y ampliando sus minas existentes mientras sus rivales invertían miles de millones -a menudo de forma desastrosa- en nuevos desarrollos. Su antiguo jefe, Ivan Glasenberg, criticaba con frecuencia y sin tapujos la tendencia del sector a añadir demasiada oferta, lo que puede provocar un desplome de los precios, mientras que su sustituto, Gary Nagle, afirmó el año pasado que era “de la misma escuela que Ivan” en lo que se refiere a proyectos de nueva construcción.

Sin embargo, las perspectivas para el cobre son tan sólidas que incluso Glencore está suavizando su postura. El cobre es fundamental para los esfuerzos mundiales de descarbonización, y cada vez preocupa más la futura escasez, ya que se espera que la demanda supere a la oferta.

El progreso de Glencore en El Pachón también se produce en medio de un giro más amplio en la industria minera. Tras años de recortes de costes y de rehuir los grandes proyectos, el crecimiento vuelve a estar en el orden del día. Anglo American Plc acaba de poner en marcha una nueva mina de cobre en Perú, mientras que BHP Group y Rio Tinto Group están inmersos en acuerdos multimillonarios para ampliar sus carteras de cobre.

Sin embargo, no hay garantías de que Glencore vaya a seguir adelante con la mina. La empresa tendrá que ver la seguridad regulatoria, entre otras consideraciones, así como navegar por los controles de Argentina sobre el capital y el cambio de divisas. Los planes anteriores para desarrollar el activo se han quedado en nada.

Un portavoz de Glencore declinó hacer comentarios.

El Pachón se encuentra entre 3,600 y 4,200 metros sobre el nivel del mar en la provincia de San Juan, a unos 5 kilómetros de la frontera con Chile. El proyecto tiene potencial para convertirse en un importante productor de cobre, y según algunas previsiones podría producir unas 400,000 toneladas al año.

Lee: Nigeria pierde la oferta de indemnización por los sobornos de Glencore

La decisión de explotar la mina supondría además un importante espaldarazo a las ambiciones cupríferas de Argentina, que busca atraer inversiones que contribuyan a apuntalar las finanzas del Estado y a generar empleo.

Bloomberg

Comments

comments

Deja un comentario