Minería en Línea, el portal de la minería

El cobre sube por coberturas cortas y esperanzas sobre la demanda de China

Los precios del cobre subían el miércoles gracias a la debilidad del dólar, que abarata los metales para los compradores con otras divisas, y a la esperanza de que mejore la demanda del principal consumidor, China.

El metal utilizado en la energía y la construcción se ha recuperado de un mínimo de 20 meses, pero sigue bajando un 30% desde su máximo histórico de marzo, ya que las agresivas subidas de las tasas de interés en muchos países provocan una desaceleración económica.

Se espera que la Reserva Federal de Estados Unidos suba su tasa de interés clave en un 0,75% el miércoles.

El cobre de referencia en la Bolsa de Metales de Londres (LME) subía un 0,8% a 7,598 dólares la tonelada a las 1054 GMT, después de haber caído a 6.955 dólares el 15 de julio.

El repunte se debe a la cobertura de posiciones cortas por parte de los especuladores, que aumentaron sus apuestas sobre nuevas caídas de los precios y ahora tienen que recomprar sus posiciones, según la correduría Marex.

La demanda en China se está reactivando después de que los confinamientos por el COVID-19 restringieron la actividad de las fábricas a principios de año.

Las utilidades de las empresas industriales volvieron a crecer en junio y el gobierno ha prometido estímulos económicos y apoyo al sector inmobiliario, que atraviesa por una crisis de deuda.

Las existencias de cobre en la Bolsa de Futuros de Shanghái (ShFE) y en los almacenes aduaneros chinos son bajas en comparación con los estándares históricos y recientemente han disminuido.

Las primas de importación de cobre de Yangshan subieron a 87 dólares la tonelada, la cifra más alta desde diciembre, lo que sugiere un aumento de la demanda de metal en el extranjero.

Pero los analistas de Citi pronosticaron que la recuperación económica de China se estancaría y el cobre caería hasta los 6.600 dólares en un plazo de 6 a 9 meses.

“Recomendamos vender cobre y níquel (…) durante la próxima semana, ya que la recesión europea, una desaceleración más amplia del crecimiento mundial y el sólido crecimiento de la oferta llevan a sus mercados físicos a un superávit”, dijeron.

Entre otros metales industriales, el aluminio bajaba un 0,1% a 2,418 dólares la tonelada, el zinc caía un 0,1% a 3.035,50 dólares, el níquel subía un 0,6% a 21,700 dólares, el plomo perdía un 0,3% a 2,016,50 dólares y el estaño ganaba un 0,3% a 24,535 dólares.

Reuters

Comments

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.