Minería en Línea, el portal de la minería

Anglo American recorta el dividendo porque la inflación y el clima extremo erosionan sus ganancias

La minera mundial Anglo American recortó los pagos a los accionistas después de que el aumento de los costes y la disminución de la producción, en parte debido a las condiciones meteorológicas extremas, redujeran los beneficios del primer semestre en algo más de una cuarta parte con respecto al año anterior.

Lee: Anglo American dice que su producción de cobre bajó un 21% en el segundo trimestre por las menores leyes y la escasez de agua

Anglo se unió a otras mineras rivales, como Rio Tinto y Freeport-McMoRan, en la presentación de informes de beneficios más bajos, y dijo que la inflación había sido más aguda de lo esperado, mientras que los analistas señalaron el riesgo de que la recesión pudiera reducir la demanda de materias primas.

Los beneficios subyacentes antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización cayeron a 8.700 millones de dólares en los seis meses hasta junio, frente a los 12.100 millones del año anterior.

Aun así, superaron la previsión media de 8.560 millones de dólares de 10 analistas recopilada por la empresa de investigación Vuma, lo que contribuyó a que las acciones subieran hasta un 5% en Londres, superando al índice general.

El consejero delegado, Duncan Wanblad, dijo que los resultados marcaron el segundo mayor beneficio de la empresa en el primer semestre hasta la fecha, después del récord de 2021, y predijo que una mayor producción en el segundo semestre ayudaría a controlar los costes unitarios.

Anglo declaró un dividendo a cuenta de 1,24 dólares por acción, un 27% menos que el pago a cuenta de 1,71 dólares del año pasado. Para todo el año 2021, Anglo pagó un récord de 6,200 millones de dólares, incluyendo una recompra de acciones de 1.000 millones de dólares.

Los gastos de capital aumentaron un 13% respecto al año anterior, hasta 2,600 millones de dólares, lo que Anglo atribuyó a la normalización del gasto tras los aplazamientos provocados por la pandemia.

La deuda neta era de 4,850 millones de dólares a 30 de junio, frente a los 1,630 millones del año anterior.

Las inclemencias del tiempo afectaron a la producción en países que van desde Chile hasta Sudáfrica, donde las altísimas precipitaciones de principios de año afectaron a la disponibilidad de materia prima en Kumba Iron Ore.

El absentismo laboral y la interrupción de las cadenas de suministro provocaron también trastornos.

Lee: Anglo American anuncia la primera producción de cobre del proyecto Quellaveco en Perú

No es una buena combinación

Mientras que las grandes petroleras han registrado beneficios récord en respuesta a la subida de los precios de la energía, el impacto inflacionista de un combustible caro es negativo para las mineras que se enfrentan a costes más elevados.

“No somos inmunes a ello. Estamos observando el impacto de la inflación en las distintas regiones en las que operamos y ha sido un poco más fuerte de lo que habíamos previsto a principios de año”, dijo el director financiero Stephen Pearce en una reunión con los medios de comunicación tras los resultados.

La minera, que cotiza en la bolsa de Londres, informó de una caída del 17% en la producción de cobre en el primer semestre, debido a una menor calidad y a la escasez de agua en Chile. La producción de níquel, mineral de hierro, metales del grupo del platino y carbón también descendió.

“Estamos en una fase del ciclo en la que los precios caen y los costes siguen subiendo. No es una buena combinación”, dijo el analista Christopher LaFemina de Jefferies.

A medida que aumenta el riesgo de recesión y de caída de la demanda de materias primas, las empresas mineras están preocupadas por la reducción del consumo de China, principal consumidor de materias primas, donde una política de covacha cero ha frenado la actividad económica este año.

“China es un mercado importante para todos nosotros, pero estamos bastante diversificados”, dijo Wanblad a los periodistas, añadiendo que menos del 25% de los ingresos de Anglo procedieron de China en el primer semestre.

Parte de la diversificación de Anglo proviene de su unidad de diamantes De Beers, que obtuvo un beneficio de 944 millones de dólares, un 55% más en el primer semestre.

Los resultados se vieron impulsados por el aumento de la producción y de los precios medios de los diamantes, así como por el incremento del negocio, ya que las sanciones occidentales dejaron fuera de juego al principal productor mundial, Alrosa.

Lee: Anglo American ve una fuerte demanda de diamantes en bruto en el quinto ciclo de ventas de 2022

Sin embargo, la inflación podría reducir la demanda de diamantes en los próximos meses.

“La demanda siguió siendo muy buena durante la primera mitad del año en América, que es obviamente el mayor mercado. Hay algunos indicios de que se ralentizó en junio… debido a la inflación”, dijo a Reuters el jefe de De Beers, Bruce Cleaver.

Comments

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.