Minería en línea
El portal de la Minería

La enfermedad del cobre podría ser más emocional que física

0
La enfermedad del cobre podría ser más emocional que física
Evalúa esta publicación

El Dr. cobre ha dado parte de enfermo, pero el diagnóstico del mercado podría ser demasiado grave.

El cobre, al que se considera doctor en economía por su capacidad para reflejar la salud de la economía mundial, ha caído 15% desde el nivel más alto en cuatro años alcanzado en junio en un contexto de creciente preocupación por el hecho de que la guerra comercial entre Estados Unidos y China pueda afectar la demanda de metales industriales.

Si bien la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, hizo referencia a señales de que el crecimiento se está enfriando, señaló que la expansión económica mundial sigue siendo la más veloz en siete años.

“El cobre está recibiendo el impacto de la preocupación por el comercio entre EE.UU. y China, lo que ha llevado a una preocupación específica por la declaración en la actividad económica china” dijo Greg Sharenow, uno de los adminitradores del CommoditiesPLUS Strategy Fund de Pimco. “Creemos que la preocupación por la desaceleración ha sido mayor que la desaceleración real”.

Estos datos muestran cómo el metal se ha desacoplado de los indicadores fundamentales que impulsaron su alza meses atrás.

1. Primas físicas más altas

Si bien los operadores hicieron referencia a la preocupación por una posible desaceleración de la demanda china, los contratos firmados en el mercado físico muestran otra cosa. Las primas que los compradores de China y los EE.UU. acordaron pagar este año subieron 17% interanual en tanto los compradores se apresuran a asegurarse suministro de Codelco, la empresa chilena administrada por el Estado que es el mayor productor de cobre.

Las comisiones pagadas sobre los precios en las bolsas de Londres y Nueva York treparon aún más rápido en las transacciones más chicas, como muestra el gráfico de abajo.

2. Años de escasez

Ya se están viendo indicios de problemas de oferta. En los primeros seis meses del año, la producción estuvo unas 50,000 toneladas por debajo del consumo, dijo el Grupo Internacional de Estudio del Cobre el mes pasado.

Las existencias cuyo seguimiento realizan las bolsas de Shanghái, Londres y Nueva York se redujeron casi un 50% desde fines de marzo. Los faltantes de producción persistirán en los próximos años y se necesitan precios más altos para alentar a las compañías mineras a sumar nueva oferta, dijo Robin Bhar, analista de Société Générale SA en Londres.

“La magnitud de la reducción mundial del inventario de metales de este año, que comenzó a fines de marzo, es impresionante tanto en su tamaño como en su extensión”, dijeron analistas de JPMorgan Chase & Co. en un informe del mes pasado. “La marcada caída del precio del metal y la menor disponibilidad de restos de metal han contribuido a aumentar la demanda de entrega inmediata de metal de cobre en tanto los consumidores han comenzado a reaprovisionarse”.

3. Mercado en backwardation

Los futuros de cobre para entrega en octubre en la Bolsa de Futuros de Shanghái se están negociando a un precio más alto que el contrato de diciembre desde fines de agosto, indicio de una reducción de la oferta. Para los analistas de JPMorgan, incluida Natasha Kaneva, eso se suma a indicios de que “el consumo subyacente real está en condiciones mucho mejores de lo que dejan entrever los datos de PBI y del sector de consumo final”.

Bloomberg

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.