West High Yield, una minera canadiense poco conocida, subió hasta un 1.000% después de anunciar que vendió un depósito de magnesio a un comprador estadounidense por 750 millones de dólares, o 46 veces el valor de mercado de la compañía.

West High Yield, que no tiene ingresos, se multiplicó por cinco en Toronto para cerrar en 2 dólares canadienses luego de publicar un comunicado diciendo que vendió sus principales activos a Gryphon Enterprises, con sede en Swanton, Maryland. Las acciones, que cotizan bajo el ticker WHY, cerraron el miércoles a 36 centavos por un valor de mercado de sólo 20,6 millones de dólares canadienses ($ 16.4 millones).

Según una presentación de West High Yield, la oficina de Toronto del bufete de abogados Baker McKenzie representa a Gryphon Enterprises. Greg McNab, jefe global de minería en Baker, no estaba al tanto de la transacción.

“No soy consciente de que actuamos por ellos”, dijo McNab, un socio de la firma, por teléfono el jueves. Baker McKenzie emplea a 13.400 personas en 77 oficinas, según su sitio web.

(Visited 533 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here